Desperate Literature: la librería internacional de Ópera

En pleno centro de Madrid, a escasos metros de Sol, se eleva una acogedora librería llena de personalidad, con una original estética inspirada en Shakespeare and Company que hará las delicias de los amantes de la literatura. Hablamos de Desperate Literature, la librería internacional situada en el número 13 de la Calle Campomanes (Metro de Ópera).

Desperate Literature es un lugar pequeño y cálido donde los libros llenan casi todo el espacio: nada más entrar, acompañado por el tintineo de una campanilla que prende del tomo, uno se encuentra con estanterías que ocupan todas las paredes y que aparecen repletas de libros de todo tipo, con originales faldones que recogen las recomendaciones de los libreros, y de las que cuelgan diferentes carteles, de madera, que anuncian la lengua de las obras o citas de algún artista de renombre.

Desperate Literature. Fuente: Sara Vila

Es sencillo sentirse arropado dentro de la librería, cuyo aspecto tiene un cierto toque vintage: música suave, iluminación amarillenta y tenue, libros que llegan hasta el techo, colocados de forma horizontal por falta de espacio, una máquina de escribir en la que plasmar nuestros poemas, ilustraciones que decoran las paredes, volúmenes de segunda mano. Incluso las propias estanterías, de madera y separadas por estrechos bloques de ladrillo, tienen un aspecto casero, artesanal, alejado de la meticulosidad propia de los grandes establecimientos.

Un espacio internacional

La librería nació en 2013 con el objetivo de «crear un espacio cultural en Madrid», tal y como señala Kate Mcully (librera de Desperate Literature), un lugar en el que no solo se vendan libros, sino en el que también se desarrollen distintos eventos relacionados con el mundo de la literatura y el arte, como recitales de poesía o pequeños conciertos, entre otros.

En un primer momento, Desperate Literature se nutrió principalmente de los libros de segunda mano, pero en los últimos años «hemos crecido mucho», afirma Mcully, hasta tal punto que ahora en las estanterías convergen tanto libros nuevos como de segunda mano. Pero, eso sí, siempre de calidad. «No aceptamos todos los libros de segunda mano que nos quieren vender», apunta Mcully.

La buena respuesta que ha tenido la librería también se aprecia en las distintas actividades que organizan, que siempre tienen público. «El viernes hicimos un trivial de Harry Potter y hubo cincuenta y cinco personas. Casi no cabían», declara Mcully, sonriendo.

Libros de Desperate Literature. Fuente: Sara Vila

El catálogo de la librería está compuesto mayormente por obras en «inglés, francés y español», aunque, a veces, también se puede encontrar algún libro en «alemán o italiano». Los clientes, por su parte, son un grupo heterogéneo, donde los españoles se mezclan con ingleses, alemanes o italianos. Y entre los trabajadores, más de lo mismo: españoles, americanos, franceses, ingleses… Un conjunto de culturas reunidas por el amor a los libros.

Desperate Literature es un proyecto de Charlotte Delattre, Terry Craven, Craig Walzer y Corey Eastwood. Entre los cuatro disponen de otras tres librerías que siguen el estilo de Desperate Literature: Atlantis Books, en Santorini, Grecia, Book Thug Nation y Human Relations, ambas en Brooklyn, Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.