La Violencia contra la Mujer como un problema estructural

A propósito de haberse celebrado el pasado miércoles 25 de noviembre de 2020, el Día Internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer, voy a hablar de este flagelo como el problema estructural que hoy en día representa para la sociedad.

Fuente: Aulas Abiertas/Twitter

La intención de estas líneas es seguir dando luces sobre este tema, haciendo énfasis en las raíces de este problema estructural, considerado también de salud pública. Aunque ha sido mucho el verbo y la tinta que se ha dispuesto para explicar este tipo de violencia, la cotidianidad en la que vivimos hombres y mujeres revela que seguir educando y sensibilizando sobre el origen y las implicaciones de la Violencia contra la Mujer es un asunto, antes que prioritario, vital para nuestra evolución como sociedad y para el futuro de las próximas generaciones.

En este sentido, es necesario resaltar que la Violencia de Género hace referencia a todo acto de violencia que se comete en contra de la mujer por el hecho de ser mujer, y que tiene o puede tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres; incluyendo las amenazas de dichos actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se produce en la vida pública como en la privada. 

La Violencia contra la Mujer es, por tanto, producto de un sistema, de una ideología que ha promovido durante siglos la superioridad de los hombres sobre las mujeres. Este sistema o estructura ideológica, es la que se conoce como Patriarcado, y éste, tal y como lo define el Glosario de términos del Máster Oficial en Políticas de Igualdad y Prevención de la Violencia de Género de la UIB, responde a un concepto que incluye dos componentes básicos:

(…) una estructura social que crea y mantiene una situación en la que los hombres tienen más poder y privilegios que las mujeres, y una ideología o conjunto de creencias que legitiman y mantienen este poder y autoridad de los hombres sobre las mujeres en el matrimonio, la pareja o en entornos públicos; y que, además, justifican la violencia contra las mujeres que violan o que se percibe que violan, los ideales de la familia patriarcal.

De esta estructura social y este conjunto de creencias se deriva lo que se conoce como Desigualdad de Género, la cual se manifiesta en cualquier ámbito y por las diferencias que existen entre mujeres y hombres con respecto a sus niveles de participación, acceso a los recursos, derechos, remuneración o beneficios.

Para entender con más rigurosidad el término “Violencia de Género”, también es oportuno recalcar que el Género es un concepto que hace referencia a las diferencias sociales, más no biológicas, entre mujeres y hombres, las cuales han sido aprendidas, cambian con el tiempo y presentan variaciones, tanto entre diversas culturas como dentro de una misma cultura, tal y como refiere el glosario del citado estudio de postgrado. 

De este entramado de conceptos también destacan los que conocemos como “Relaciones de Género” y “Roles de Género”. El primero hace alusión a la manera en la cual la cultura patriarcal define los derechos, las responsabilidades y las identidades de las mujeres con respecto a los hombres. El segundo se refiere a los comportamientos, actitudes y valores sociales establecidos socialmente como propios para cada uno de los géneros.

Todos ellos están asociados al concepto de Sistema de Género que no es más que el conjunto de estructuras socioeconómicas y políticas del patriarcado que mantienen y perpetúan los roles clásicamente atribuidos a mujeres y hombres, y que se constituyen como la base del origen estructural de la Violencia contra la Mujer.  

El acoso sexual como una forma de Violencia de Género. Fuente: Ameco Press

Fuente: Glosario de términos del Máster Oficial en Políticas de Igualdad y Prevención de la Violencia de Género de la UIB. 

Un comentario en «La Violencia contra la Mujer como un problema estructural»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *