Entrevista: Laura Zornoza, la chica que salvó las becas Erasmus

Laura
Laura Zornoza / El País

Hay ocasiones en las que sólo basta con que alguien de un paso adelante para luchar contra algo que considera injusto para que las cosas cambien. Cuando el pasado mes de noviembre el Ministerio anunció repentinamente la retirada de la beca Erasmus en el curso 2013/2014 Laura Zornoza, una estudiante universitaria de 21 años, no dudó en empezar una petición en change.org que no solamente la ayudaría a ella, sino a miles de estudiantes más.

El pasado mes de noviembre el ministro Wert anunciaba una medida repentina e inaudita: el dinero para las becas Erasmus del curso 2013/2014 sería retirado. Eso dejaba a miles de jóvenes españoles ya viviendo en el extranjero, y que pensaban que al menos contarían con cierta ayuda para poder costearse la vida allí, sin ningún tipo de prestación, en muchos casos imprescindible para poder continuar en el país de destino.

Ante esta situación hubo una chica que decidió no quedarse sentada o quejándose mediante las redes sociales, sino que quiso dar un paso más. Así fue como Laura Zornoza, estudiante de periodismo de 21 años y que estará Erasmus en Alemania este cuatrimestre, inició una petición en change.org para que se respetasen las becas Erasmus como se habían hecho hasta ahora. En poco tiempo la petición fue ganando fuerza y difusión, llegando a los medios de comunicación e, incluso, hasta Bruselas, y al final consiguió que las becas Erasmus se sigan manteniendo, al menos, durante este curso universitario. Puede que esto no suponga un punto y final a esta historia, ya que el futuro de estas becas sigue siendo muy incierto, pero sí que ha sido un gran paso adelante en movilización ciudadana, y ha conseguido que el Gobierno se retractase, algo que no se da mucho en este país.

El 2013 se cierra para Laura con la satisfacción de haber conseguido el objetivo que se propuso y con ello haber ayudado a miles de estudiantes españoles. Han sido unos meses frenéticos para ella, llenos entrevistas a diferentes medios de comunicación. Lo último ha sido la aparición en el suplemento “Los 100 del año” del periódico El País, en el cual se recogen los personajes más emblemáticos del año 2013. Sin duda esta experiencia será algo que jamás olvidará, y quiero que comparta aquí, en Cibercom, cómo se ha sentido a lo largo de estos dos meses.

P. Estos últimos meses han sido muy frenéticos para ti, ¿verdad? Cuéntanos al respecto

R. Noviembre y diciembre han sido una locura. Las firmas llegaron casi a la vez que los exámenes de la universidad y me faltaban horas en el día para ir a clase, estudiar, atender la petición y a los medios y dormir. Las dos primeras semanas de noviembre eché mucho de menos dormir mis siete horas diarias.

P. ¿En qué momento se te ocurrió empezar la petición en change.org? ¿Te habrías imaginado que tendría esta repercusión?

R. Tras leer el artículo de La Taberna Global el viernes 1 de noviembre, al día siguiente pude comprobar el BOE por mí misma y darme cuenta de que me afectaría a mí y a muchos amigos que están haciendo su Erasmus este año. Fue tal la sensación de cabreo que supe que había que hacer algo, pero no sabía ni por dónde empezar. En aquel momento lo único que quería era que lo supiese el mayor número de personas. Las peticiones en change.org son fáciles de compartir y de firmar, así que en el momento me pareció la mejor opción. Al crear la petición puse el objetivo en mil firmas, jamás pensé que alcanzaría semejante expansión. Fue de locos.

P. Puedes decir con orgullo que la petición que tú iniciaste ha sido una de las pocas que ha logrado que el Gobierno se retractase…

R. Pues sí, y es una pena que hayan tenido que salir al paso las Nuevas Generaciones, Bruselas y hasta sus propios compañeros de partido para que el Ministerio se diese cuenta de que era criminal quitarle la ayuda económica a gente que ya la había firmado. Ojalá más peticiones justas salieran adelante y no hiciera falta dar un “tirón de orejas”  la clase política.

P. ¿Cuál es el mejor recuerdo que te llevas de esta experiencia?

R. El momento de estar viendo la rueda de prensa del ministro Wert y escuchar la rectificación fue el culmen por todo lo que significó para el desarrollo de la petición, pero los pequeños momentos se quedan grabados. Conocer a los periodistas y ver mi futura profesión tan de cerca, la entrevista para El Mundo, poder hablar con Carles Francino (uno de mis periodistas favoritos) en directo dos veces… Aun así, lo que más permanece es el apoyo incondicional y el orgullo de mi familia y amigos, que han sido un soporte increíble.

P. Has salido en gran cantidad de medios de comunicación españoles e incluso internacionales ¿cómo has conseguido manejar toda esa atención mediática?

R. Al segundo día, después del contacto por parte de El País, recibí la primera llamada de los responsables de change.org para hablar de cómo iba a manejar lo que se venía encima. Ellos me han ayudado a gestionar el tema medios de comunicación y me han dado consejos para manejarlo. Lo peor era mantener el teléfono con batería durante todo el día y asegurarme de que había contestado a los emails de los periodistas que contactaban conmigo. En el momento, me preocupaba bastante quedar mal ante un determinado medio u olvidarme de responderles.

P. Has aparecido en ‘Los 100 del año’ del suplemento de El País, ¿cómo te sientes al respecto?

R. Cuando Elisa Silió, de El País, me llamó para darme la noticia, pensé que se había equivocado de número. En el reportaje salen tantísimas personas que han hecho cosas grandes durante 2013 que me parecía un sueño estar entre ellas. Estoy muy agradecida por cómo me han sacado, es un recuerdo precioso para conservar de esta experiencia.

P. El cuatrimestre que viene te vas de Erasmus a Alemania ¿confías en que las becas Erasmus sigan como están o te vas con inseguridad?

R. Estoy convencida de que el dinero de los Erasmus de este año no se va a volver a tocar. Lo que es preocupante es que aún no se sepa nada de los estudiantes que se irán fuera en el curso 2014/2015, que están a menos de dos meses de elegir su destino y apenas tienen información para tomar las decisiones.

P. Por último, has demostrado que cualquier persona, si de verdad lo quiere, puede cambiar algo que considera injusto, ¿qué consejo le darías a las personas que, al igual que tú, han querido cambiar algo pero no se han atrevido a tomar la iniciativa?

R. Que se lancen a ello. Yo veía desde casa las iniciativas de gente como Pablo Herreros o Elena Alfaro y aplaudía en silencio, pensando que qué gusto que haya gente que realmente consigue cambiar algo que le afecta de cerca. Lo importante es tener una circunstancia, vivir una situación injusta, ese ‘click’ que te da de repente y te hace querer cambiar las cosas. Después, todo lo que se necesita es paciencia, energía y una pizca de estrategia para que tu petición llegue a la mayor cantidad posible de gente.

Laura

Amira Hamed Valle

Nací en el año 1991 en Salamanca, donde he vivido prácticamente toda mi vida. Mi madre es española y mi padre es sirio, así que después de terminar el instituto decidí estudiar la carrera de Filología Árabe en la Universidad de Salamanca. En primer año de carrera pasé un mes en París estudiando francés, ciudad a la que volví dos años después, en el curso 2011-2012, para pasar un año de Erasmus allí estudiando en la Universidad Sorbona París IV. Volví a Salamanca a terminar la carrera, y tras finalizarla decidí mudarme a Madrid para estudiar el Master de Periodismo Multimedia Profesional en la Universidad Complutense, ya que desde que era pequeña había querido estudiar y dedicarme a ese área, y actualmente me encuentro cursando el master y haciendo prácticas en la Agencia EFE. Dentro de mis aficiones se encuentra todo lo relacionado con la música, el cine, y la cultura en general, tanto española como extranjera, sobre todo la asiática y árabe, y los idiomas. Mi meta es ir aprendiendo cosas nuevas todos los días y siempre ir mejorando en todo lo que pueda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.