Vallecas apuesta por el cultivo ecológico

 

Imagínate por un segundo que pudieras tener un huerto: plantar las semillas, cuidar la planta, ver como sus frutos crecen y maduran para luego recogerlos y disfrutar de su auténtico sabor en tus comidas. Suena bien, ¿verdad? Por desgracia, no todos tenemos ni los medios ni el tiempo para tener, cuidar y mantener nuestro propio huerto, pero ¿y si pudiéramos participar en uno?

Con esta idea en mente, nace en 2015 La Huerta Eugenia, un huerto ecológico y urbano situado en el Ensanche de Vallecas, gestionado por la Asociación de Vecinos La Colmena. Si bien sus inicios se remontan a 2012 en el barrio de Sta. Eugenia, el espíritu del huerto siempre ha sido el mismo: el intercambio de experiencias entre vecinos y la toma de conciencia en temas medioambientales y de consumo responsable.

Con una superficie total de 918 m2, La Huerta Eugenia reúne a los amantes de la horticultura para disfrutar del proceso de obtención de frutas y verduras en un ambiente en el que abunda la cooperación y el interés por lo ecológico. Paco Millar, miembro de La Colmena, afirma: “son muchos los curiosos que se acercan a ver lo que hacemos y los que se animan a participar salen muy satisfechos”.

Vecinos mostrando interés por el huerto / Foto: Andrea Pagani Ábalos

Este proyecto forma parte de la Red de Huertos Urbanos de Madrid, una iniciativa del Ayuntamiento de Madrid en la que ya participan más de 50 huertos. Además, de la parcela, el huerto recibe múltiples árboles y plantones por parte de la Red que serán plantados tanto dentro como fuera de la misma, para así ampliar el número de espacios verdes de la zona.

Gregorio Sierra, miembro de la Asociación de Vecinos La Colmena y encargado de La Huerta Eugenia, recalca la importancia del proyecto para contrarestar la urbanización, congestión y contaminación excesivas que sufre Madrid y contribuir así a la creación de zonas verdes en la capital. Además, Gregorio Sierra aplaude la iniciativa del contenedor marrón por parte del ayuntamiento y recalca la importancia de aprovechar los recursos disponibles y de reutilizarlos.

Según Gregorio, uno de los retos a los que se enfrenta la iniciativa es lograr verdaderamente que la gente aprenda el valor y el sabor de cultivar sus propios productos. Del mismo modo, opina que la gente debería aprender a ahorrar o aprovechar muchos de los residuos que normalmente mandamos al vertedero, puesto que más de un 40% son estos son reutilizables.

Gregorio Sierra (izq.) Paco Millar (der.)/ Foto: Andrea Pagani Ábalos

“Muchos jardines y huertos se beneficiarían del compostaje, evitando así el gran desperdicio y contaminación que implica la quema de éstos. Nosotros ya lo hacemos.”

En la actualidad, los miembros de esta asociación tienen planes de futuro para su huerto: conseguir una ampliación de su parcela actual para probar suerte con un nuevo proyecto denominado “bosque comestible”, con el que pretenden traer la permacultura a Vallecas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.