El cierre de los ‘Renoir’ deja huérfano al cine de autor

Los ‘Renoir’ han tocado fondo, una situación que afecta al cine de autor en España, que se proyecta cada vez menos en la gran pantalla. Tras el cierre último de los ‘Renoir Price’ en Tenerife y los de Cuatro Caminos en Madrid, hoy solo quedan cuatro salas ‘Renoir’ en la Península; tres en Madrid y una en Barcelona.

Entrada de los Cines Renoir de Plaza España en Madrid
Entrada Cines Renoir de Plaza España, Madrid. Foto: Virginia Ortega

El pasado mes de abril, ‘Alta Films’ ,principal distribuidora española del cine de autor, echó el cierre. Tras 44 años emitiendo cine en versión original, mayoritariamente europeo e independiente, clausuran sus salas por quiebra.

Los Renoir se han visto afectados por esta circunstancia, ya que la distribuidora es la propietaria de estos míticos cines. Los menos rentables han visto cómo dejan de proyectar sus películas. Al igual que lo hicieran anteriormente en Mallorca y en Zaragoza, ahora ha sido el turno de los ‘Renoir Price’ de Tenerife. A día de hoy, únicamente quedan abiertas las tres salas madrileñas de Princesa, Plaza España y Retiro y una en Barcelona.

Las causas

Las causas, según Enrique González Macho, presidente de la Academia de Cine y propietario de la distribuidora, han sido diversas. La crisis que vive el séptimo arte en España, con la correspondiente fuga de espectadores y la caída de la venta de DVDs ha sido determinante, así como la falta de recursos económicos que tiene ‘Alta Films’ para digitalizar sus proyecciones.

Además, determinadas políticas que ha llevado a cabo el Gobierno han agravado la situación. La subida del IVA cultural del 8 al 21%, el más alto de Europa, se ha visto reflejada en el precio de las entradas, ahuyentando a los espectadores.

Pero la principal causa es la ausencia de una política audiovisual que fomente el cine independiente, puesto que las principales televisiones privadas, al igual que TVE, financian el cine comercial y no el de autor, el cual paradójicamente necesita más recursos y apoyos. A ello se une que el cine no preocupa a un Gobierno que cada vez destina menos recursos a la cultura, un 70% menos desde el 2009.

Una situación alarmante, puesto que el cierre de los ‘Renoir’ no significa simplemente la clausura de unas salas de cine sin más, ya que supone un empobrecimiento de la oferta cultural.

Uno de los pocos que pone a nuestro alcance cine independiente en versión original, un cine de autor que sigue un camino distinto al de los mercados capitalistas mundiales. Su clausura lleva implícito el fin de unos míticos cines que han apostado por la heterogeneidad cultural tan necesaria en una democracia.

Un comentario en «El cierre de los ‘Renoir’ deja huérfano al cine de autor»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.