Bolsos, cámaras y carteras: los objetos más perdidos por los madrileños en 2016

Fuente: madrid.es

El Ayuntamiento de Madrid ha publicado el edicto con los artículos que se depositaron en diciembre en la Oficina municipal de Objetos Perdidos. CiberCOM ha reunido los doce edictos de los doce meses del año pasado, y ha cuadrado las estadísticas de los artículos más perdidos por los madrileños en 2016. Los resultados son los esperados, si bien hay artículos que sorprende ver en el listado, como barillas de cortina, maquinaria de jardinería, «cajas con planos» (sic), palos de golf o faros de coche. ¿Qué objetos fueron los más perdidos en la Madrid del año pasado? ¿Qué meses se perdieron más cosas? ¿Cuándo se pierden más paraguas? ¿Cómo llegan estos objetos a la oficina municipal, y qué se hace con ellos si nadie los reclama?

Cada mes la Dirección General de Contratación y Servicios publica un documento en el que se detalla la relación de objetos extraviados recepcionados por el consistorio. No concreta las cantidades específicas de las desapariciones, sino tan solo una serie de categorías y artículos que van desde los monederos y carteras a los «sobres con contenidos diversos» y los «objetos dorados y plateados».

CiberCOM ha distribuido todas estas categorías extraídas de los edictos correspondientes a todos los meses del año pasado en una hoja de cálculo. Los datos arrojan resultados interesantes.

Por ejemplo, el pasado noviembre fue el mes en el que más objetos fueron recepcionados por la Oficina de Objetos Perdidos, con hasta un total de 64 artículos desaparecidos. A pesar de que la capital sufrió un noviembre lluvioso, resulta paradójico que solo se perdieron paraguas en octubre, y sí desapareció una sombrilla durante noviembre.

Hay artículos que son los más populares entre los extravíos en Madrid. El lector se podrá imaginar cuáles son:  DNI, carteras, monederos, efectivo, bolsos, ropa, mochilas, carpetas, bisutería, libros, complementos, llaves… Aunque también hay otros que son signo de nuestro tiempo, como libros electrónicos, ordenadores portátiles, auriculares, cámaras de fotos, móviles y cargadores. En la lista de objetos que se han continuado perdiendo durante los doce meses también entran otras categorías curiosas. Por ejemplo, bolígrafos, que da una muestra de la minuciosidad de la burocracia municipal, o bastones y carritos de bebé. También, precisamente por el componente abstracto que representa, la Oficina de Objetos Perdidos informó de extravíos de «bolsas de plástico y papel con objetos», «objetos dorados y plateados», y «sobres con diversos objetos» a lo largo de los doce meses del pasado año.

Más curiosidades. Se perdieron abanicos en los diez meses del año, especialmente en los de más calor, la Oficina notificó la presencia de guitarras en sus dependencias durante nueve meses, de maletas, portatrajes y gafas durante once meses, o de elementos tan caros o indispensables como televisores y audífonos en siete de los doce meses del año pasado.

Elaboración propia con datos del Ayuntamiento de Madrid

En la segunda mitad del año, madrileños y visitantes a la capital perdieron más objetos que durante la primera mitad. Así, junio fue el mes en el que el ente municipal registró el menor número de categorías de extraviados, con tan solo 46. Puede consultar la relación completa de desapariciones por mes pinchando aquí, o acceder a los edictos con la información de enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

¿Cómo llegan estas pertenencias a la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento de Madrid? En general son todas aquellas cosas que se dejan olvidadas en las infraestructuras y transportes de la capital. Así, según la normativa de este ente municipal, los objetos perdidos primero permanecen un tiempo en las dependencias de esa infraestructura en particular. En el caso de ADIF (AVE y estaciones de Chamartín y Puerta de Atocha) los objetos perdidos permanecen allí dos meses. Las terminales del aeropuerto se guardan en Barajas solo un mes, pero si el propietario ha sido notificado, la prórroga aumenta el plazo a dos meses. La Empresa Madrileña de Transportes deja los objetos perdidos durante tres meses en su sede siempre y cuando el usuario haya sido notificado, de lo contrario, solo un mes. Si se olvida de un artículo en los Cercanías, podrá contactar con Renfe en un lapso de 2 ó 3 meses. Las entidades más rígidas en este sentido son Metro Madrid. Los objetos perdidos en los trenes y estaciones del suburbano permanecen en su sede solo 15 días, y en el caso de los taxis entre dos o tres días.

Una vez se superan estos lapsos es cuando el Ayuntamiento recepciona estos artículos. Pero, ¿qué hace el consistorio con ellos? No hay tanto espacio. En febrero de 2012 las cifras eran alarmantes, según hizo notar el Ayuntamiento: custodiaba entonces más de 92.500 artículos. En 2011 se encontraron 63.792 objetos, y solo se habían devuelto 11.475.

La respuesta es muy sencilla: de forma anual, la corporación local organiza subastas con aquellos objetos que el propietario o la persona que los depositó no ha retirado, siempre y cuando estos artículos no puedan tener una utilidad municipal. Así, entre los meses de octubre y noviembre de 2016 el consistorio celebró una subasta con más de 1.300 artículos enajenados. El importe que recibe el Ayuntamiento por las pujas es ingresado en la Tesorería Municipal, y la celebración de dicho evento corresponde a una empresa privada que disfruta de una concesión administrativa puntual.

En 2016 estas pujas fueron tematizadas según los tipos de elementos: así, la primera de ellas fue una subasta en línea «de dispositivos Apple«, para después otra de «relojes, joyas e instrumentos musicales«. La única subasta presencial fue el 27 de octubre, «de joyas y relojes».

Ya sabe. Si nota que le falta algo, corra a la Oficina de Objetos Perdidos, en el número 7 de Paseo Molino, cerca de Matadero. Y si no… espere a la próxima puja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.