“Nosotros, robots”, un recorrido por el origen y futuro de unas máquinas en constante evolución

El ser humano ideó los robots mucho antes de lo que se pueda llegar a pensar, de hecho, pudo ser incluso Leonardo Da Vinci (siglo XV) quien los inventara. Primero los dibujó en manuscritos, aunque no fueron realmente interpretados hasta el siglo pasado, y luego planificó las fuentes energéticas que podrían emplearse para que estos seres cobraran “vida”.

Este es el origen del primer humanoide según “Nosotros, robots”, una exposición situada en el Espacio Fundación Telefónica, que hace un recorrido por la historia de estas máquinas que continúan en constante evolución.

Algunos de los robots que se pueden observar en la expocisión | Fotografía: Patricia Rodríguez Losada

Esos bocetos de Da Vinci datados en torno a 1495, y entre los que destacaría el de un caballero mecánico, pueden considerarse el origen de la robótica. Sin embargo, si desde mediados del siglo XX, el impulso de la cibernética contribuyó a mejorarlos, en este siglo XXI con la digitalización es cuando realmente se están perfeccionando.

Esta muestra ubicada en la Calle Fuencarral enseña también que hay cuatro elementos comunes en todos los robots. Los controladores son esenciales para que puedan funcionar de manera más o menos autónoma, los sensores para que sean capaces de captar información, los efectores les facilitan interactuar y los actuadores les permiten moverse.

 

A partir de ahí, hay varias tipologías de robots según sus funciones y los ámbitos en los que puedan actuar. Actualmente los más desarrollados son los industriales, a los que se les ha dotado de cada vez más habilidades laborales enfocadas a la fabricación.

CREADOS PARA AYUDAR AL SER HUMANO

Aunque hay teorías que afirman que los robots terminarán sustituyendo a los seres humanos, inicialmente fueron creados para ayudar. En esta colección se puede observar una mano animatrónica de 2016 similar a los nuevos implantes que se está empleando en medicina o a Paro, una foca en forma de peluche, especializada en tratar a personas con Alzheimer.

Mano animatrónica creada en 2016 | Fotografía: Patricia Rodríguez Losada

ACTIVIDADES ROBÓTICAS PARA TODOS

Esta exposición gratuita, que permanecerá abierta hasta el 3 de febrero de 2019, viene acompañada de numerosas actividades para todas las edades.

Los niños disfrutarán de talleres como Robotrok o La historia programable, a partir de 12 años podrán crear robots hechos con materiales reciclados o volar minidrones. Los adultos también tienen espacio y hasta el 25 de enero habrá tallares y charlas para ellos. Crear un robot flotante interactivo o escuchar la conferencia “La robótica y el sueño de los viajes espaciales” serán algunas de ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.