El Museo del Ferrocarril abre sus puertas con el Mercado de Motores

Si calificáramos a Madrid como la cuna del ocio y la cultura en España, el barrio de Arganzuela sería uno de los lugares donde hay más variedad de este tipo de actividades. Y el Museo del Ferrocarril de Delicias es uno de los grandes impulsores de esto.

Museo del  Ferrocarril de Delicias. Carlos González

Además de permitir a sus visitantes adentrarse en el mundo ferroviario, organiza durante los fines de semana diferentes mercados temáticos y actividades; entre ellos el mercadillo del modelismo, la feria del coleccionismo, y el mercado de motores.

Este último tiene lugar el segundo fin de semana de cada mes, y según Sandra Guillén, auxiliar de información del Museo del Ferrocarril, suele acoger a 42.000 visitantes repartidos a lo largo del fin de semana, llegando a alcanzar en los últimos dos años una cifra aproximada a millón y medio de personas.

Mercado de Motores dentro de la nave del museo. Carlos González

Esta actividad se celebraba en la Nave de Motores del Metro de Madrid hasta hace cuatro años, y de ahí su nombre, el cual se mantuvo con el cambio de sede al Museo del Ferrocarril, según informa Rosa Márquez, una de las guías del museo. También añade que una de las ventajas que tiene este fin de semana es que es la única fecha en la que la entrada es totalmente gratuita, pudiendo ver por completo el museo del ferrocarril además de los diferentes puestos del mercado de motores.

Stands de comida sana, artesanía, cosmética, productos ecológicos, barberías y peluquerías, música en directo, “food trucks” de todo tipo, e incluso lujos como tomarse un café dentro de un tren de ferrocarril o disfrutar de gofres gratuitos en una caravana temática de una de las series del momento, Stranger Things, son algunas de las cosas de las que se pueden disfrutar en esta gran nave.

Una de las muchas «food trucks» del mercado. Carlos González

Junto con eso, también hay diversos puestos de ropa y calzado artesanal, e incluso tiendas de estilo “vintage” y de segunda mano que ofrecen desde antiguos artilugios de decoración hasta los accesorios más raros. Todas estas cosas hacen del museo un lugar diferente, el cual merece la pena ser visitado por su contenido y su continente.

Puesto de segunda mano. Carlos González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.