Basílica de San Francisco El Grande: un verdadero monumento nacional

Foto: Alejandra Soler

La Real Basílica de San Francisco El Grande es uno de los mayores tesoros arquitectónicos, artísticos y monumentales de la ciudad de Madrid. Fue declarada Monumento Nacional en 1980 y proclamada como bien de interés cultural. Se encuentra ubicada entre la Calle De Bailén y la Carrera de San francisco, entre La Latina y el barrio de Palacio. Su majestuosidad introduce a los visitantes en el estilo neoclásico propio del Siglo XVIII.

La Basílica se destaca por su riqueza artística. En su interior se encuentra una colección de lienzos de los siglos XVIII y XIX, de renombrados pintores de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, como Francisco de Goya y Francisco de Zurbarán.

Este monumento posee la cúpula más grande de España y la cuarta de Europa, con 58 metros de alto y 33 metros de diámetro. La cúpula está custodiada por seis grandes domos que rodean el edificio en su totalidad y, sin lugar a dudas, hacen de este lugar uno de los templos religiosos más impresionantes de Madrid.

Foto Alejandra Soler

Fue inaugurada en 1784 por el entonces Rey de España, Carlos III. Según la leyenda, fue construida sobre un antiguo convento fundado por San Francisco de Asís en el Siglo XIII.

En su interior se sitúa el vestíbulo; una gran rotonda; la capilla mayor; seis capillas laterales que se distribuyen simétricamente, cada una cuenta con su altar, una cúpula menor y obras pintorescas de reconocidos artistas; el coro y un gran museo en que los visitantes podrán descubrir más de 51 cuadros del barroco español e italiano.

La Basílica de San Pedro el Grande deslumbra desde su exterior hasta su interior. Su majestuosa arquitectónica combinada con las grandes esculturas, murales y pinturas hacen de este lugar un verdadero monumento nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.