Zonas prohibidas para construir en Madrid

Cerca de 600 inmuebles estarían cerca de entrar en el Catálogo de Edificios Protegidos

El Ayuntamiento de Madrid suspende las licencias urbanísticas de casi 600 inmuebles de Madrid (472 edificios independientes, 89 del conjunto “homogéneo” de Ciudad Lineal y otros 29). El Área de Desarrollo Urbano, con Mariano Fuentes al frente, ha adoptado esta medida que se prolongará por tres meses dada la aprobación definitiva del Catálogo de Edificios Protegidos que se estima concretar para febrero de 2022.

Algunos de estos inmuebles cumplen los requisitos para entrar en este listado, por lo que se ha decidido frenar cualquier posible inicio de obra para evitar entorpecer la modificación del catálogo.

El Consistorio quiere abrir una nueva vía en el Catálogo para proteger a los edificios centenarios y a las construcciones del pasado siglo. El Ayuntamiento considera necesario proteger la arquitectura industrial y contemporánea de la capital suspendiendo las licencias urbanísticas. Ahora llega el momento de analizar las características para comprobar que cumplan con los criterios municipales para lograr su salvaguarda. Todo este patrimonio podrá recibir beneficios fiscales, administrativos y jurídicos en función de lo concluido por el Ayuntamiento.

Entre los casi 600 inmuebles que están protegidos para los próximos meses se encuentra el Edificio Castelar situado en el Paseo de la Castellana número 50. El arquitecto Rafael de La Hoz Arderius diseñó este proyecto de 1975 a 1983. El edificio que cuenta con 17 plantas se caracteriza por dar la sensación de estar suspendido en el aire. Este inmueble se ha convertido en la sede del Banco Coca, Banco Español de Crédito, Mutua Madrileña, Catalana Occidente y bufete de abogados Pérez-Lorca.

El Colegio Asunción es otro de los edificios donde se han paralizado las licencias urbanísticas. Ubicado en el kilómetro 7,8 de la carretera de Burgos, el arquitecto Miguel Fisac diseñó este edificio para dar cobijo a cerca de 1.500 alumnos dado el crecimiento de las viviendas a las afueras de la capital.

La Basílica de Nuestra Señora de la Merced y Colegio Alemán también están protegidos por decisión del Ayuntamiento de Madrid. La primera, situada en la calle Edgar Neville, se puso en pie en 1965 tras casi 20 años trabajando en el proyecto impulsado por los arquitectos Luis Laorga y Francisco Javier Sáenz de Oíza. Mientras tanto, el colegio iba a ceder su espacio para extender el Hospital San Rafael ubicado en Concha Espina. Aun así, los trabajos de demolición se paralizaron en 2020 por orden del juzgado de lo Contencioso Administrativo número 26 al considerar el recurso interpuesto por una asociación ecologista donde se recriminaba el gran sentido histórico del edificio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.