Y el Oscar es para…(Birdman)

Increíble, genial, creativa, imaginativa, divertida, reflexiva, artística, crítica, sátira, ésta obra maestra lo tiene todo, desde el resurgir del actor Michael Keaton, que hace la mejor interpretación de toda su carrera, hasta un guión de culto que pasará a la historia como una de las mejores de génBirdman-Michael_Keaton-Inarritu_MILIMA20141019_0338_31ero humor negro, tragicomedia o drama.

El director Alejandro González Iñárritu, deja huella en el cine con este largometraje. No tiene fisuras, no hay errores, ni sobra ni falta un solo fotograma en las casi dos horas de duración de la cinta. La historia se desarrolla de forma muy interesante, montada como si se hubiera rodada del tirón, escenas larguísimas que persiguen a los personajes de las que te mantienen en expectación constante.

El reparto espectacular, todos con grandes actuaciones. Emma Stone que se gana el aplauso en cada escena y que probablemente  competirá por el Óscar de reparto siendo su mejor interpretación, Edward Norton no falla, y hace un papel complicado que queda muy marcado con una increíble soltura que muy seguramente le llevará al Oscar de reparto , Zach Galifianakis gracioso, desternillante, realmente bueno, Naomi Watts se sale otra vez, y entre otros Andrea Riseborough y Amy Ryan que completan un reparto no solo de lujo sino de puro séptimo arte.

La dirección inteligente a la hora demostrar lo que es buen cine y dar una lección al comercial sin sentido, incoherente y totalmente vulgar con grandes guiños destripando las pocas entrañas que tienen.

El resurgir de una estrella que no llegó a lucir del todo, esta vez si lo hace y bien fuerte. Michael Keaton, 25 años después de que su cache fuera bajando lentamente tras Batman, muestra que está más que a la altura de los mejores actores del momento. Birdman le ha dado alas, y en esta ocasión vuela hacia el Oscar como Mejor Actor merecidamente.

Esperemos ver al film de Iñárritu entre las mejores películas en la próxima gala, ya que películas como ésta se repiten muy pocas veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *