WikiLeaks: héroe y villano

Julian Assange, fundador de WikiLeaks | Fuente: El País

Investigar sobre WikiLeaks ha resultado ser muy interesante y enriquecedor. En la carrera ya había realizado un trabajo sobre esta web, pero más orientado hacia el tema de la opacidad y la transparencia en los medios de comunicación de masas. Por ello, desconocía la mayoría de revelaciones que tuvo y que hemos «descubierto» gracias al trabajo.

Personalmente, creo que nuestras fuentes entrevistadas fueron muy relevantes a la hora de ayudarnos a construir la investigación en base a un pensamiento crítico, especialmente en cuanto al tema del Estado, el poder y el secreto, cuestión sobre la que WikiLeaks genera más confrontación.

Sin embargo, la cantidad desmesurada de información existente sobre WikiLeaks nos obligó a reducir y eliminar ciertas cuestiones que sería interesante haber comentado. Además, también hizo que, en un principio, no lográramos ver una estructura clara y coherente para el trabajo.

Es precisamente por esto por lo que no hemos considerado pertinente extraer una conclusión cerrada de nuestra investigación. ¿Ha sido beneficioso WikiLeaks? Bien, si se ve desde la perspectiva de la liberación de información como una ayuda a los periodistas para destapar los trapos sucios de los grandes poderes, entonces sí, ha tenido un efecto positivo. Sin embargo, ¿han sido realmente estas informaciones relevantes o, al menos, lo han sido en el momento adecuado? Prácticamente todos los casos que hemos visto pecan en este punto.

Entonces, ¿con qué visión nos quedamos? Con las dos y con ninguna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.