Villaverde celebra su segunda cabalgata de Reyes tras el parón entre los años 2011 y 2014

Carroza de la Cabalgata de Villaverde. Carolina Álvarez Albalá.

Una de las citas más esperadas de la Navidad es la víspera de Reyes, momento en el que la ciudad de Madrid se llena de carrozas que marchan por las calles repartiendo caramelos e ilusión a pequeños y mayores.

Lamentablemente, el distrito de Villaverde se quedó sin esta celebración entre los años 2011 y 2014, periodo de tiempo en el que la cabalgata quedó suspendida por la falta de financiación de la Junta Municipal. Afortunadamente, esta situación cambió en el año 2015, cuando el Ayuntamiento de Madrid decidió recuperar la cabalgata, y con esta última ya son dos años en los que los niños de Villaverde pueden disfrutar de la visita de sus queridos Reyes Magos Melchor, Gaspar y Baltasar, sin necesidad de desplazarse a otras zonas de la capital.

La muy esperada fiesta está a punto de comenzar: son las 16 horas del 5 de enero de 2017, y por la calle pueden verse vecinos del barrio vestidos con trajes de todo tipo, como José Manuel Fernández Castro, que va inmaculadamente maquillado y ataviado con un colorido traje de payaso, lo que le ha llevado buena parte del da, y comenta que «hemos ido a decorar la carroza, luego hemos vuelto corriendo, hemos comido, nos hemos pintado y ya nos vamos para allá en el autobús».

El recorrido de la cabalgata de Villaverde es el siguiente: Calle Tertulia, La Verbena de la Paloma, Bohemios, La del Manojo de Rosas, Anoeta, Avenida de Andalucía, Alcocer, Avenida Real de Pinto Parvillas Altas, Avenida Espinela, Plaza de Ágata, Paseo Alberto Palacios

El tiempo invertido en maquillarse y disfrazarse se ve recompensado una vez llegado a la cabalgata, y una cabalgata especial para Fernández Castro, ya que es la primera vez que se sube a uno de los carruajes, «el año pasado no pude participar por motivos de trabajo, y este espero que haya mucha gente del barrio y que salga todo el mundo a la calle, no es necesario ir al centro», el vecino no es el único que echaba de menos disfrutar de este espectáculo cerca de su vecindario.

Los vecinos de Villaverde han conseguido recuperar la cabalgata gracias al Ayuntamiento de Madrid, que ha sido el encargado de proporcionar recursos y financiación. Además, las asociaciones del distrito no han descansado en su actividad reivindicativa, y por fin han logrado que este mágico evento se celebre de nuevo.

Las instituciones participantes eran de diversa índole, como AFANDICE, AMIFIVI, AMPAS (de los colegios Cristóbal Colón, Manuel de Falla, Dámaso Alonso, San Carlos, Ciudad de los Ángeles, Comunidad Infantil), I.E.S Celestino Mutis, Asociación de Vecinos La Incolora, Asociación de Vecinos Los Hogares, C.D. Ciudad de los Ángeles, Club Gimnasio Castilla, Delegación FAPA Villaverde o la Asociación de Comerciantes, entre otras.

Carroza del Rey Baltasar. Carolina Álvarez Albalá.

Queda poco para que den las 18 horas, cuando da comienzo el espectáculo y las inmediaciones del auditorio del barrio del Espinillo están plagadas de vecinos que se suben a las carruajes y otros que prefieren disfrutar de la cabalgata desde las aceras. Niños y mayores se preparan para la fiesta, se ajustan los cinturones de sus trajes, se colocan la peluca y preparan los caramelos para dar inicio en pocos minutos.

A lo largo del recorrido, hay un despliegue de agentes de seguridad que vela por que la cabalgata se celebre sin problemas. Yolanda Navarro, agente de seguridad y debutante en la celebración, cuenta que ellos son los «encargados de organizar el cordón y controlar a la gente, para que nadie sobrepase la zona y llegue a las ruedas de la carroza». Cada uno de los participantes que se han subido a la carroza ha pasado por un control de seguridad, en el que se les pide presentar el Documento Nacional de Identidad (DNI).

En esta fiesta de niños, unos de los que más trabajo llevan, por no decir los que más, son los padres, que no escatiman en esfuerzos para que sus hijos lleven el mejor disfraz y disfruten subidos al carruaje. Gloria Vázquez Barroso es una de esas madres, que afirma que «en la cabalgata los que más disfrutan son los niños, ya que los mayores nos hemos encargado de organizar todo, estamos más agobiados».

A medida que se van acercando las 18 horas, comienzan a llegar más familias y ocupan las aceras a la espera de que comience la marcha, la cual está encabezada por los ciudadano del distrito Villaverde. Y como colofón final, están los Reyes Magos de Oriente, que se dan su último paseo antes de la entrega de regalos.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.