Vecinos de La Fortuna protestan contra la instalación de un cantón de limpieza en el barrio

Vecinos y vecinas de La Fortuna, en el distrito de Latina, están protestando contra la posible construcción de un nuevo cantón de limpieza en el barrio. Y es que hace pocos días el Ayuntamiento de Madrid anunció la posible ubicación de la instalación sin haber entablado conversaciones previas con las asociaciones vecinales, la parte más afectada. En concreto la polémica deriva de que el cantón estaría situado a poca distancia de un colegio, un instituto, una guardería, una academia, así como edificios de varias comunidades de vecinos. Como herramienta de protesta, los vecinos han puesto en marcha una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org, y ya tienen 2.500 de las 5.000 que se marcaron como objetivo.

La propuesta del Ayuntamiento de Madrid pasa por dividir la parcela en dos para construir en una parte un «cantón de maquinaria pesada» y en la otra un «cantón auxiliar de limpieza». Ambos estarían abiertos 24 horas y entre sus inconvenientes se encuentran los olores, los ruidos, peligro de paso de vehículos pesados, etc. Lo que demandan los vecinos de la zona no es la anulación del proyecto —dado que es necesario para prestar el servicio—, sino su reubicación, alegando que existen cerca otras parcelas más idóneas. Los vecinos se encontraron un día, de pronto, con camiones y obreros trabajando en la parcela pero sin ningún tipo de cartel informativo en el que se especificara qué obra se estaba llevando a cabo.

Ubicaciones planeadas por el Ayuntamiento de Madrid para la instalación de cantones de limpieza. Fuente: Madrid Diario.

Por su parte, tal y como recoge Madrid Diario, el Ayuntamiento de Madrid alega que el cantón no presentará un aspecto de «nave industrial», sino «amable y cálido». Además, incide también en el hecho de que la flota que estará allí ubicada será «ECO o Cero Emisiones» y que la zona de descarga «estará más alejada de las viviendas para disminuir posibles ruidos y molestias». Los vecinos reprochan que esa lejanía son en realidad «30 metros».

Según Telemadrid, los colectivos vecinales de La Fortuna habrían llegado a contratar a un abogado para investigar si la obra que se está acometiendo sin previo aviso es legal o no, aunque todo indica que será un proceso lento de no aceptar los tribunales medidas cautelarísimas que paralizaran los trabajos. Según el Plan General de Ordenación Urbana, la parcela donde se emplazará el cantón es dotacional de servicio público básico, por lo que legalmente sí sería adecuada para acoger este tipo de instalación.

No es el único caso polémico

Las quejas de los residentes de La Fortuna vienen motivadas, en parte, por lo ocurrido en Carabanchel. La diferencia es que allí las protestas tuvieron lugar tras la instalación del cantón, que empeoró notablemente la calidad de vida del vecindario, y eso es precisamente lo que pretenden evitar en Latina.

Fuentes: Change.org, Madrid Diario, Telemadrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.