Por una mejor calidad del aire en Madrid: no a la incineradora de Valdemingómez

Con el paso de los años y el empeoramiento de la calidad de vida en las grandes ciudades se va haciendo cada vez más evidente la necesidad de preocuparnos más por el medio ambiente. En Madrid, el sureste se ve asfixiado no sólo por la boina que cubre la ciudad en días de contaminación atmosférica alta, sino también por la presencia de la incineradora de Valdemingómez.

Incineradora de Valdemingómez / Foto: Fuenlabrada Noticias

El primer día de diciembre es el elegido por los múltiples componentes de la Alianza “Incineradora Valdemingómez No” para la realización de una charla-debate en el Centro Juvenil «El Sitio de mi recreo» de Villa Vallecas.

Cartel informativo sobre la charla-debate

Pese a que a muchos les puede sonar a chino, la problemática con la incineradora Valdemingómez, por su impacto negativo sobre la salud de los vecinos y sobre el ya contaminado aire de Madrid, viene de lejos.

En 2001, ocho años después de la apertura de la incineradora en 1993, El País ya habla de ello en un artículo en el que queda de manifiesto la negativa de Sanidad de afirmar que la incineradora pueda afectar a las personas que viven en la zona.

La historia continúa: en 2008 José Trigueros, el exdirector general de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid, decide renovar el permiso de funcionamiento de la planta sin exigir un Estudio de Impacto Ambiental (EIA), lo que le lleva a ser denunciado por un grupo de vecinos de con residencia cercana a la planta el 24 de noviembre de 2015.

Según el diario La Vanguardia, en enero de 2017 el juez desestima la denuncia al entender que no se aprecia tal delito de prevaricación, y afirma que “dejando a salvo no obstante el derecho que pudiera asistir a los perjudicados para ejercitar las acciones civiles que pudieran corresponderles”.

Con esta historia a sus espaldas nace en mayo de 2017 la Alianza “Incineradora de Valdemingómez No”, un conglomerado de colectivos ecologistas, asociaciones de vecinos, sindicatos, colectivos médicos, AMPAs, asociaciones de protección de los derechos humanos y cooperativas agroecológicas (como Amigos de la Tierra).

La Alianza “Incineradora de Valdemingómez No” el 22 de junio de 2017 en una acción frente al Ayto. de Madrid una para reclamar el cierre progresivo de Valdemingómez en el centro de Madrid / Foto: Amigos de la Tierra

Los objetivos de esta gran alianza son: la obtención de un modelo de residuos respetuoso con el medio ambiente y con la salud de los habitantes del sureste de Madrid, la dignificación de las condiciones ambientales de dicha zona y, por supuesto, el no permitir que en 2020 se le renueve el contrato a Urbaser, la empresa que gestiona la planta incineradora con el acuerdo del Ayuntamiento de Madrid.

De este modo, el pasado viernes los vecinos de Villa de Vallecas se reunieron para hablar y debatir, no sólo sobre cómo cerrar definitivamente la incineradora, sino también sobre cuáles son las mejores alternativas a la quema de residuos.

Para ello, la primera parte de la charla corrió a cargo de Maite Pérez Pomata e Ignacio Revuelta, médicos miembros en activo de Geis-Madrid, que explicaron cómo afectan los gases emitidos por la incineradora negativamente a la salud y cómo esto puede ser una causa del empeoramiento de la salud de los habitantes del Sureste de Madrid.

En la segunda parte de la charla tuvo la palabra Diana Osuna, de Ecologistas en Acción, que trató el tema de la iniciativa Zero Waste o Residuos Cero, como alternativa ciudadana a la quema de residuos.

El cierre de la incineradora no sólo sería beneficioso para los vecinos de Madrid, sino que su cierre también sería beneficioso para la atmósfera, puesto que la incineradora de Valdemingómez quema 300.000 toneladas de basura al año con la consiguiente emisión de CO2 que ello conlleva.

Cada vez somos más los que nos unimos a la iniciativa Residuos 0 para evitar el desperdicio de recursos naturales y para fomentar un estilo de vida menos consumista y más sostenible ¿Y tú, ya te has unido?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.