Una ducha por 0,50 €

Misterio para muchos de los miles de personas que pasan día a día por sus puertas, que la confunden con un club, un spa o un centro de piscinas, la Casa de Baños de Embajadores ofrece duchas de agua caliente por 20 minutos por apenas 50 céntimos.

 

Ubicada en plena Glorieta de Embajadores, ocupando prácticamente toda una de sus esquinas, Casa de Baños es un misterio para la mayoría de los miles de transeúntes que pasan día a día por sus puertas.

¿Es un spa? ¿Un club? ¿Un centro cultural? El que no conoce su funcionamiento bien puede confundir la moderna y blanca fachada de Casa de Baños con alguna de estas opciones.

Pero, claro está, la respuesta a todas esas preguntas es no. Casa de Baños, tal como la más literal interpretación de su nombre lo indica, no es otra cosa que un edificio con baños públicos en el que cualquier persona se puede dar una ducha con agua caliente.

«Si, por día entra mucha gente preguntando si acá hay piscinas, un spa o un club. Son decenas de personas todos los días», comenta la encargada de la recepción del edificio, que emplea actualmente a 20 personas que se encargan de su mantenimiento.

¿Y cómo funciona el sistema? Simple. Por 0,50 euros cualquier persona que lo desee puede acceder a una ducha caliente por 20 minutos, aunque el shampoo, el jabón y las toallas corren por su propia cuenta.

Así, primero se abona el importe en recepción, se le asigna un número de ducha y desde la recepción a través de un simple botón rojo se enciende la luz, habilitando el agua caliente. A los 20 minutos se corta de manera automática.

Con tres pisos y 18 duchas por planta, el edificio tiene un total de 54 duchas por las cuales pasan unas 150 personas cada día, la mayoría hombres, vecinos del barrio y hasta turistas.

Mientras que la planta baja es de uso exclusivo de mujeres, el segundo y el tercer piso son para hombres.

«A los vecinos del barrio les sale más económico y práctico venir aquí que ducharse en su casa y gastar luz, gas y además ensuciar. Muchos nos dicen que les es incluso más cómodo, ya que son duchas muy grandes, manteniendo la típica forma de baños antiguos», aseguran desde Casa de Baños.

Pero, por supuesto, el edificio también es frecuentado por personas sin hogar o que viven en algunos de los miles de pisos de la zona que no cuentan con baños en sus casas, agua corriente o agua caliente, siendo éstas algunas de las principales razones por la cual el servicio fue creado.

La Casa de Baños de Embajadores es una de las dos que quedan hoy en día en Madrid (la otra está en Bravo Murillo) y, si bien depende del Ayuntamiento, está gestionada por una empresa privada.

Sus horarios de atención (Embajadores) son de lunes a sábados de 8:30 a 18:30 horas y festivos y domingos de 8:30 a 14:30 horas. En Bravo Murillo el horario es más restringido, atendiendo de lunes a viernes de 8 a 13 horas.

El edificio existe desde hace más de 20 años y en el 2008 fue reformado, cambiándole las duchas y los mármoles.

Gonzalo Larrea Canabal

Periodista uruguayo graduado por la Universidad de la República de Uruguay. Trabajó en el diario El País de Montevideo y ahora se encuentra en Madrid realizando un Máster en Periodismo Multimedia Profesional en la Universidad Complutense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.