Un rayo de esperanza para el Distrito Retiro

La asociación juvenil AJIVA (Asociación Juvenil e Infantil Virgen de Atocha) ayuda y actúa como vía de escape para cientos de jóvenes de los barrios de Atocha, Menéndez Pelayo, Pacífico, ayudándolos en sus estudios y fomentando el deporte y el ocio alternativo.

Nacida en 1993, esta asociación surge como respuesta ante la problemática que se observa en algunos grupos de jóvenes en el distrito Retiro. Contando con la ayuda de la parroquia de la Virgen de Atocha, la cual presta locales para que se realicen las diferentes actividades, esta asociación sin embargo se declara aconfesional, no profesando ningún tipo de religión, y dando cabida a chicos y chicas de cualquier credo.

En un principio, nos cuentan, la asociación estaba formada por monitores salidos del grupo de la parroquia, no obstante, con el tiempo, muchos de sus monitores son jóvenes que recibieron ayuda de esta asociación y ahora quieren formar parte de ella siendo esta vez ellos quienes ayuden a los más pequeños. Contando con alrededor de unos 30 voluntarios, esta asociación da ayuda a unos 250 jóvenes del barrio.

La asociación se compone de 3 programas principales: deporte (en el que encontramos grupos de futbol, baloncesto, baile, etc.) OTL (siglas de Ocio y Tiempo Libre, una alternativa al ocio de botellón y discoteca, en el que se realizan manualidades, billares o excursiones) y por último Apoyo Escolar, en el que los monitores actúan como profesores prestando ayuda a los jóvenes y las familias que no pueden permitirse pagar un profesor particular, con el objetivo de ayudarlos a mejorar en sus estudios.

Organizada desde dentro con una estructura burocrática muy asentada, esta asociación está presente en el nuevo mundo de los cibermedios, contando, además de con página web (www.ajiva.org) , con una fuerte presencia en todo tipo de redes sociales (twitter, instagram, facebook) dándole así una mayor fuerza entre los jóvenes, que son su principal objetivo. En dichas redes sociales podemos inscribirnos como voluntarios, y tras realizar un curso donde se forma a los monitores, podemos incorporarnos a la asociación.

Celebración de la victoria de un campeonato - Foto cedida por Ajiva
Celebración de la victoria de un campeonato – Foto cedida por Ajiva

Esta asociación realiza numerosos eventos con el fin de obtener fondos con el que poder ayudar a los chicos y chicas de la asociación, como chocolatadas, actuaciones de bailes o torneos deportivos. Resulta especialmente emotivo la realización de una competición denominada Trofeo Memorial Yeray, dedicado a un chico que formaba parte de la asociación y que murió trágicamente en un accidente de tráfico. El recuerdo de Yeray está muy presente como un referente dentro de esta asociación, y es una forma de honrar su memoria y mantener su figura presente en los jóvenes.

En verano cuentan con campamentos de 15 días, en los que se beca a las personas que no cuentan con los medios económicos para poder asistir a dichos campamentos, dándoles un respiro de la ajetreada vida madrileña y dándoles unas vacaciones que, quizás, de otra manera no sería posible que la disfrutaran.

Tuvimos la suerte de poder hablar con uno de los monitores de la asociación, David Fernández, un joven de 24 años que nos cuenta que entro a formar parte como monitor cuando vio la gran labor que esta asociación realizaba con los chicos de su barrio. David recomienda la experiencia de voluntario a todos los jóvenes, aunque sea por un periodo corto de tiempo, pues él lo define como “una gran experiencia, que aporta una gran satisfacción a los demás, como un enriquecimiento y crecimiento personal”.  

Nos cuenta David Fernández que para él uno de los momentos más gratificantes de la asociación es la salida que se organiza a la Cabalgata de Reyes, siendo impagable la sensación de felicidad que se puede observar en las caras de los más pequeños.

Sin duda, y por desgracia, en los tiempos que corren a día de hoy, estas asociaciones son cada vez más necesarias, y gracias a la gran labor que realizan unos jóvenes desinteresados,  cada día más chicos y chicas jóvenes cuentan con una oportunidad que de otra manera quizás no tendrían. Una oportunidad que les supone una vía de escape de la dura vida que les ha tocado llevar. Una oportunidad de conseguir una de las cosas más gratificantes del mundo, iluminar el rostro de un niño con una sonrisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.