Rosalía deja sin aliento a una abarrotada plaza de Colón

Con motivo del lanzamiento de su segundo álbum, El Mal Querer, la artista catalana ha ofrecido el pasado miércoles 28 de octubre un concierto gratuito en la plaza madrileña de Colón.

Escenario en el que la artista debutó el pasado miercoles 28 de Octubre. Fuente: Adrián Guzmán

 

Sí sí, la Rosalía la ha vuelto a liar. A tan solo 48 horas del lanzamiento de su nuevo álbum, la joven artista ofrecería un concierto privado y de coste cero donde los once mil asistentes podrían ver en primicia la presentación del nuevo disco. No sería hasta el día anterior al evento, martes 27 de Noviembre, cuando de la mano de Red Bull (organizador oficial del concierto) se publicaría el lugar escogido para la presentación así como el enlace a través del que los interesados podrían reservar sus entradas. Tan solo media hora después de la publicación, la web del patrocinador anunciaba el «sold out», noticia que quizá contaminara de nervios a la joven artista.

Para sorpresa de los fans, durante el mismo día del evento podían disfrutar del estreno del tercer sencillo, de título Di mi nombre. Este, compuesto por un videoclip protagonizado por la cantante, muestra una estética rumbera que deja al descubierto los aires flamencos que rodean este segundo álbum a punto de ser lanzado. Junto a Malamente (27 millones de visualizaciones en Youtube y 34 millones de descargas) y Pienso en tu mirá, los tres sencillos componen la melodía que la catalana ha regalado al mundo los últimos meses y con los que, se ha coronado hacia el éxito asegurado, con cinco candidaturas a los Grammy latinos de este año.

Eran las 20:00 horas, en una plaza de Colón abarrotada tanto dentro como fuera del recinto cuando daría comienzo a la actuación. Vestida por Palomo Spain, apareció simulando una ceremonia vestida con una larga bomber roja que cubría el conjunto rojo con el que vestiría el resto de la performance. La pieza, compuesta por un body-vestido en color rojo, estaba compuesto de encaje con pedrería, con acabados en tul en las mangas y la pelvis que simulaban pétalos de rosa. Según el propio diseñador, la artista le pidió un diseño inspirado en la portada del tercer sencillo, Di mi nombre, en la que la artista aparece rodeada de pétalos de rosa, al más puro estilo de American Beauty.

A partir de ese momento todo le vino rodado a los más de 11.000 asistentes: la joven artista no necesitó más de 45 minutos para mostrar una performance al público madrileño de la calidad de cualquier diva del pop internacional. Con ayuda de sus coristas, el Guincho y un conjunto de baile compuesto de doce bailarinas, la barcelonesa presentaba algunos de los sencillos que componen el nuevo álbum. Entre canción y canción, emocionada, aprovechaba para agradecer a su público el apoyo y la asistencia del concierto.

Además, la artista homenajeó a su conjunto de baile, al que se dirigió como “Mis niñas”, con una actuación de casi 15 minutos de duración en la que acompañadas de la guitarra una a una mostraban al público sus dotes artísticas sobre el escenario.

 

Rosalía presentando la canción titulada «de madrugá». Fuente: Adrián Guzmán

 

Uno de los momentos cúspide de la actuación fue durante la presentación de “De madrugá”, que cantó con un velo de color rojo en conjunto con el resto de vestuario, arropada por sus bailarinas en una simulación que le coronaba como una mismísima santa. Durante la canción, en la que poco a poco fue descubriendo su cara a medida que iba avanzando la canción, el público que quedó fascinado con la estética de la performance guardaba silencio absoluto para la artista.

A demás de luminosas y trabajadas performances, el concierto también destacó por las actuaciones «acapella» en las que Rosalía demostraba sus dotes como cantante. Destacaron las actuaciones de “A ningún hombre” y “Catalina”, canción con la que la protagonista se emocionó debido a ser una de las preferidas por el público y de las que le ha garantizado el éxito.

IMG-4232 

IMG-4255

Ya avanzada la actuación y dejando atrás numerosas actuaciones y performances en las que la artista lucía todos los registros que posee, llegaba uno de los momentos más esperados por los espectadores. Dejando a un lado su lado flamenco, llegaba el turno del tema “Bagdad”, con el que las influencias de la música pop salían a la luz, con un directo homenaje a uno de los temas más sonados de Justin Timberlake.

 

Rosalía en el concierto de la plaza de Colón. Fuente: Adrián Guzmán

 

Rosalía durante el concierto en la plaza de Colón el pasado Miércoles. Fuente: Adrián Guzmán

 

En el momento de la despedida, Rosalía pedía ayuda a los miles de entusiastas que llenaban el suelo de colón. Con un “así sí” que los fans tenían que repetir a modo de bis, la cantante presentaba la que probablemente sería la canción más esperada de la noche, el primer sencillo del nuevo disco “Malamente”. Momento de la noche en el que el silencio y la atención dejaban paso a las palmas y los gritos de los fans más desinhibidos. Con las ovaciones del público y bajo alabanzas como “diva”, “reina” o diosa” la cantante despedía una de las noches más especiales de su hasta ahora temprana carrera musical.

 

Tan solo dos días después del estreno del disco, podemos afirmar la acogida que El Mal Querer está teniendo por parte del público de todo el mundo. Compuesto por once capítulos, el segundo disco de la artista catalana narra una historia de desamor y duelo en la que una mujer gitana sometida a la toxicidad de una relación machista evoluciona hasta finalizar alcanzando el poder y la autonomía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *