Pianos de cola por las calles de Madrid

Los pianos de cola volvieron a inundar de música este viernes las calles de Madrid. Lo hicieron bajo una iniciativa que lleva a cabo todos los años la Fundación Jesús Serra y el Concurso María Canelas para que músicos profesionales, estudiantes del conservatorio, niños y aficionados convirtiesen la ciudad en un gran escenario de música clásica (y no tan clásica). Como cada año, el proyecto ‘Tu ciudad se llena de pianos’ se pudo llevar a cabo gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Madrid y a la asociación de comerciantes del barrio de Las Letras, donde los madrileños y los turistas pudieron disfrutar del arte y la fusión musical.

Entre las 11.00 y las 20.00 horas ininterrumpidamente, los cláxones y las sirenas dejaron de ser las grandes protagonistas de las calles de la capital para dar paso a diez pianos de cola que atrajeron a cientos de interesados. La iniciativa llenó de pianos algunas de las calles y plazas más emblemáticas de Madrid. Como novedad, en esta edición, se añadieron otras localizaciones. Los instrumentos se instalaron en: plaza de Canalejas, plaza de Platerías, Casa Museo Lope de Vega, carrera de San Jerónimo, cruce Sevilla y Alcalá, calle Alameda 15, plaza de las Cortes, plaza de Jacinto Benavente, plaza de Ópera y plaza de la Villa.

Otra de las sorpresas que se llevaron los que se acercaron hasta estos lugares fue que pudieron disfrutar de dos pianos de gran cola, unos ejemplares que normalmente se encuentran en auditorios. Por primera vez, algunos afortunados se acercaron a escuchar -e incluso tocar- este instrumento, que suele estar al alcance de pocos.

Esta edición tuvo una gran acogida. Decenas de curiosos se colocaron al rededor de las carpas instaladas bajo las que se encontraban los pianos para disfrutar de la música de algunos valientes que se animaron a tocar las teclas. Aplausos, cámaras y alguna que otra lágrima se dejaron ver en estos pequeños recitales a pie de calle. ¡Un verdadero espectáculo!

Este proyecto lleva desde el año 2012 repitiéndose en Madrid gracias a la gran acogida que recibe cada edición. Nació como una idea de acercar la música a través de pianos a los ciudadanos para que pudieran disfrutarlos y tocarlos libremente. También se ha convertido en un atractivo para aquellos que quieren deleitar de la buena música.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *