Peligroso segundo encierro de la Fira d’Onda con los toros de Palha

La A.C.T Guarismo 2 patrocinó el encierro del hierro portugués, que duró alrededor de los cuatro minutos de duración

Entrada del encierro en el Raval de Sant Josep | FOTO: Alejandro Sánchez

El segundo encierro de toros cerriles de la Fira d’Onda (Castellón) fue peligroso, dado el sentido que desarrollaron los seis toros de la ganadería Palha que corrieron desde los corrales hasta el Raval de Sant Josep, convertido en la última semana de octubre en improvisado coso taurino para la celebración del ‘bou al carrer’. Los servicios sanitarios atendieron durante el transcurso del mismo a tres heridos, ninguno de ellos por asta de toro.

Como cada viernes de Fira, la Asociación Cultural Taurina Guarismo 2 patrocina un encierro de seis toros cerriles (así se conocen coloquialmente a los toros que únicamente se lidian una vez en las calles) con reses de prestigiosas ganaderías. Desde el año 2002 cuando compraron los astados a la ganadería de Samuel Flores, muchos han sido los hierros que han venido el último viernes de octubre a Onda para ser lidiados sus toros en las calles del recinto taurino de la Fira. Tras el éxito de público del año anterior con los toros de Concha y Sierra (venidos desde Francia), este año querían buscar otro atractivo cartel para volver a llenar de aficionados de toda España su localidad.

Con los seis toros de Palha en los corrales de la calle Camino Castelló, a las doce en punto del mediodía, con un sol y temperatura agradable, sonaron las tres bombas que anunciaban la apertura de las puertas de los corrales. Junto con seis bueyes, salieron en carrera los seis toros, todos ellos de pelaje negro. Ya desde los primeros metros de la carrera, en una calle muy estrecha y libre de corredores, demuestran el comportamiento tan áspero y el picante de la procedencia de la ganadería portuguesa, con antigüedad desde 1883. Van primero en un grupo cuatro toros, seguido más atrás por otro, junto con dos cabestros, y al final, un animal suelto.

Mucho peligro con la manada en la calle San Miguel, en dirección a la curva. Uno de los toros ya se ha quedado rezagado nada más entrar en el recinto de los cadafales. Los toros van mirando a todos lados, y llegan a prender a varios corredores. Finalmente, tras tres minutos desde la salida, llegan los seis al Raval de Sant Josep. El último animal en entrar casi sorprende al veterano corredor navarro Jokin Zuasti. El toro entra al corral sin resistencia, tras el cite del mozo, dando por finalizado el segundo encierro de las fiestas. Tres personas han sido las personas atendidas durante el transcurso del encierro,  ninguno de ellos por herida de asta de toro. Entre los heridos está un varón de 55 años, de nacionalidad francesa, atendido por caída y brecha en la cabeza que necesita 20 grapas para suturar.

A las doce y media, desde el Raval de Sant Josep, se han dado suelta a dos toros del encierro. El primero de ellos sale en dirección Plaza Rey Jaume, sin hacer caso al rodador que lo esperaba en la arena. Tras pocos minutos, se produce el incidente de la jornada, pues un hombre (natural de Elche de la Sierra, Albacete) pierde el pie por culpa de la arenilla en el asfalto y cae en la cara del toro, ensañándose el animal tras varios segundos. Presenta un fuerte golpe en el torax tras lanzarlo el toro por los aires, así como necesidad de suturar una herida en la ceja y la clavícula izquierda fuera del sitio.

Mucha gente procedente de toda España se acercó a los encierros | FOTO: Alejandro Sánchez

Con el segundo toro, que estuvo algo más de tiempo que el primero, se dio por concluida la jornada matinal taurina de la Fira d’Onda. El segundo Palha se dedicó a correr a trompicones el recinto taurino sin llegar a producirse situaciones de peligro. Por la tarde se lidiaron el resto de astados y por la noche fueron las emboladas. El protagonismo del día, además del encierro, fue el concierto en el Pavelló Víctor Cabedo, con la actuación de los grupos Nacha Pop, OBK, Révolver y Seguridad Social, llegando a llenar de melómanos la ciudad de Onda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *