Parque de San Isidro, un espacio verde de historia nacional

El parque de San Isidro, o también conocido popularmente como Pradera de San Isidro, fue inaugurado como parque por el alcalde Carlos Arias Navarro el 15 de mayo de 1970. Este se extiende desde la Vía Carpetana hasta el Paseo del Quince de Mayo, junto al margen oeste del río Manzanares, y entre el Paseo de la Ermita del Santo y la calle Carlos Dabán, siendo  el segundo más grande del distrito de Carabanchel, tras el Parque Emperatriz María de Austria.

Fuente: 65ymas.com

En sus inicios fue establecido en una superficie de 20 hectáreas, la cual se amplió tras su reforma en 2006, pasando a tener 355.420 metros cuadrados. La ampliación del terreno permitió, entre otras cosas, la dedicación hoy en día a la celebración de las habituales Fiestas de San Isidro, gracias a su capacidad de acoger a un gran número de personas, transformándose así en un recinto ferial.

Fuente: cope.es

En estas fiestas, en honor a Isidro Labrador, patrón de Madrid, es costumbre festejar con verbenas y romerías. Además, en el festejo destaca beber el «agua del santo» que brota en un manantial adjunto a la ermita de San Isidro, a lo que se une la famosa ‘merendola’ en las praderas de San Isidro.

Fuente: planesconhijos.com

No obstante, no solo es un parque que se reserva para el aflujo popular durante las fiestas de San Isidro, sino también para actividades deportivas, debido a sus caminos, grandes praderas y su carril bici, que hacen del lugar un espacio ideal para los amantes del deporte.

Fuente: esmadrid.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.