Manchester City, de gol en gol

El conjunto de Pellegrini es el más prolífico de Europa en goles y en promedio, con 2,93 por partido. Se medirá al Barcelona en los octavos de final de la Champions y al Chelsea en la misma ronda de la FA Cup.

El Kun Agüero celebra un gol. / AFP
El Kun Agüero celebra un gol. / AFP

Por primera vez en su historia, el Manchester City se clasificó esta temporada para los octavos de final de la Champions League. Fue el segundo de su grupo, tras el Bayern de Múnich, aunque empatado con los mismos puntos. La diferencia de goles en los enfrentamientos individuales decantó la balanza a favor de los bávaros, pero un tanto más de los citizens en el último partido en el Allianz Arena les habría alzado a la primera posición del grupo. Su míster y principal valedor del cambio en la imagen del club, Manuel Pellegrini, reconoció en rueda de prensa su error: no se había percatado de la estadística y los sky blues no apretaron en los últimos minutos del encuentro.

Solo un gol les separó de un rival menos duro en los octavos de final de la Champions. La segunda posición deparó al Barcelona, coco entre los cocos, para la siguiente ronda de la máxima competición europea. Justo un gol. Únicamente un gol y justo a ellos, que viven en una orgía goleadora perpetua desde la llegada del entrenador chileno. Tanto que el City es el equipo más productivo de Europa, con una media de 2,93 goles por partido. Sus 91 goles entre Liga (63), Copa (10) y Champions (18), sin contar otras competiciones británicas de menor calado, lo sitúan en la vanguardia goleadora de Europa, por delante del Barcelona (90 dianas y una media de 2,81), del Bayern (72 tantos en total y 2,76 por partido), del Real Madrid (87 goles y un promedio de 2,71) y del PSG (con 73 goles y una media de 2,43 por encuentro).

El equipo de Pellegrini, que este verano contó con tres incorporaciones importantes (Jesús Navas, Fernandinho y Álvaro Negredo), nada tiene que ver con aquel City nimio y abigarrado de Roberto Mancini que en tres temporadas conquistó una Liga, una Copa y una Supercopa. Ahora su fútbol es constante, con posesiones infinitas o contragolpes fulminantes. Los laterales se despliegan para abrir el campo y juntar a los pequeños (Navas, Silva o Nasri, ahora lesionado) en los sectores centrales. Los centrocampistas, habitualmente Touré Yaya y Fernandinho, se turnan para desplegarse en ataque y hacer gala de su potencial físico y técnico. Y sus delanteros, Agüero (25), Negredo (23) y Dzeko (16), suman juntos ya 64 goles.

Desde la llegada del técnico chileno la transformación ha sido constante. El equipo no ha tenido ningún tipo de aprensión para incrementar su potencial ofensivo, aunque todavía faltan algunos ajustes defensivos que mejorar. Pellegrini lo prefirió así, construyendo el bloque desde la comodidad incontestable del gol. En las próximas fechas le llegarán citas importantes que determinarán su reinado: la eliminatoria contra el Barça, en los octavos de final de la Champions y el duelo contra el Chelsea en la misma ronda de la FA Cup. De momento, solo es el rey del gol.

Diego Fonseca Rodríguez

Periodista graduado por la Universidad de Santiago de Compostela. Experiencia en prensa impresa, prensa digital y radio. Ahora mismo en la Agencia EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *