Madrid enciende nuevas calles durante la época navideña

Coincidiendo con el black friday, este viernes se ha llevado a cabo el tradicional encendido de luces navideñas en la capital. Una de las principales novedades es que este año la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha añadido nuevos lugares al recorrido lumínico.

Vista de la Gran Vía desde la plaza de Callao. Fuente: María García Frutos

Madrid es una de las primeras comunidades en iluminar sus calles con motivo de la llegada de la Navidad, aunque el año pasado también se realizó el encendido en la misma fecha. De esta forma, numerosos emplazamientos de los distritos madrileños contarán por primera vez con luces navideñas, como los barrios de San Blas, Usera, Carabanchel o Moratalaz.

Abeto de la Puerta del Sol. Fuente: María García Frutos

A lo largo de casi dos meses, serán 256 las horas en las que la capital se mantendrá alumbrada en un horario de 18 a 23 horas de domingo a miércoles y de 18 a 00 horas de jueves a sábado. Sin embargo, los días 24 de diciembre y 5 de enero las luces contarán con un horario especial y estarán encendidas hasta las 3 de la madrugada. Además, durante el día de Nochevieja las luces permanecerán encendidas hasta las 6 de la mañana de la primera jornada del año 2018.

Abetos en la red de San Luis (en el cruce entre las calles Gran Vía y Montera) y las plazas de Colón, Callao, San Juan de la Cruz o la mismísima Plaza de España serán algunos de los lugares más visitados por los turistas durante el periodo navideño. Aunque nunca podrán superar el atractivo que genera la colocación del famoso abeto de la madrileña Puerta del Sol.

A estos emplazamientos se les sumarán las nuevas decoraciones de los barrios de Barajas, Chamartín, Arganzuela, Vicalvaro, Villaverde, Puente de Vallecas y Fuencarral – El Pardo. Además, la calle Alcalá contará con nuevos diseños lumínicos para dar luz a sus calles durante uno de los periodos del año en los que más turistas recibe.

Callao – Sol – Plaza Mayor, un recorrido de espectáculo

Callao vuelve a ser el principal atractivo del recorrido. Siendo una de las paradas obligatorias de todo el que se disponga a pasear por Madrid durante estos días, nada más salir del metro o del autobús los ciudadanos podrán observar uno de los abetos más grandes que se colocarán durante el periodo navideño.

Abeto de luces en la plaza de Callao. Fuente: María García Frutos

Pero aquí no acaba el recorrido. Y es que a pesar de que las calles estaban repletas de gente debido a la celebración del black friday, no faltaron los tradicionales corros alrededor de músicos callejeros. Violines, flautas, trombones, percusión y un poco de arte es lo que provoca que el encanto de la Navidad vuelva a la zona centro de la capital. Y qué mejor manera que embaucando a los viandantes con melodías de todos los géneros y estilos.

También regresa la tradición de comer castañas asadas y churros con chocolate en cualquier punto de la ciudad. Todo ello sin olvidar los inconfundibles bocadillos de calamares en la Plaza Mayor, las palmeras de chocolate en La Mallorquina o las tapas en el Museo del Jamón.

La calle preciados durante el black friday. Fuente: María García Frutos

Y por fin, la Puerta del Sol. El cartel de ‘El tío Pepe’ iluminado, un cartel enorme publicitando el disco del malagueño Pablo Alborán y los balcones engalanados para la ocasión, dan paso al árbol de navidad por excelencia. Y es que aunque Madrid tenga más de 600 kilómetros cuadrados, el eje Callao – Sol – Plaza Mayor fue, es y será el centro de todas las miradas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.