Madrid cede 25 parcelas para construir nuevos pisos a precio de alquiler asequible

Almeida acuerda la cesión por 45 años y el precio será un 25% menor al del mercado

El Ayuntamiento de Madrid aprueba en Junta de Gobierno la cesión de 25 parcelas destinadas a la construcción de nuevas viviendas justo en pleno debate sobre el precio del alquiler. Este acuerdo llega con el objetivo de ofrecer alquileres más asequibles en la capital y con precios inferiores a los habituales en el mercado. Con esta iniciativa privada se estima la construcción de 2.500 viviendas repartidas por 11 distritos madrileños.

Mariano Fuentes, delegado de Desarrollo Urbano, anunció en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno las conclusiones de la reunión. “En contraposición a lo que nos marca el Gobierno de la Nación, este Ayuntamiento lleva muchos meses trabajando en lo que hacer”, explicaba en pleno debate por atajar los graves problemas que suponen los alquileres para miles de familias en la actualidad.

Tal y como apuntan las estimaciones, el Ayuntamiento cede para los próximos 45 años a partir de primavera los solares destinados a construir viviendas cuyo alquiler descenderá un 25 por ciento del precio medio que se baraja en el mercado. De esta manera, el alcalde de la Comunidad de Madrid y su equipo de Gobierno buscan “facilitar el acceso a la vivienda de renta asequible a un gran porcentaje de población de clase media afectada por la subida del mercado de los alquileres, pero que no puede acceder a vivienda de protección pública por razón de renta u otras circunstancias”.

Una vez que concluya el plazo acordado y finalice este derecho de superficie, los edificios pasarán a formar parte del parque público de viviendas del Consistorio. Los suelos facilitados para la construcción de nuevos hogares forman parte del patrimonio municipal calificados de vivienda libre y alcanzan casi 150.000 metros cuadrados. Habrá viviendas de distintas tipologías (casas con 1,2,3 o más dormitorios) para favorecer la diversidad entre los diferentes perfiles de los inquilinos.

Los nuevos edificios se construirán repartidos en los distritos madrileños de Arganzuela (tres parcelas), Retiro (dos), Moncloa-Aravaca (una), Fuencarral-El Pardo (tres), Latina (una), Carabanchel (tres), Usera (dos), Ciudad Lineal (dos), Hortaleza (tres), Villaverde (cuatro) y San Blas-Canillejas (una).

El plan detalla varios requisitos fundamentales para poder llevar a cabo la nueva edificación dentro de la ciudad. El arrendatario debe establecer una renta máxima de alquiler un 25% inferior al precio medio de mercado. Para ello, es preciso informar del valor actual de las viviendas en la Comunidad de Madrid. Las parcelas de Villaverde se situarán entre los 562 euros para aquellas viviendas de 76 metros cuadrados y en Fuencarral se elevarán a los 1.159 euros por aquellas cuya capacidad se acerca a los 104 metros cuadrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.