‘Los Hippies de Goya’ siguen cumpliendo años

Si existe un mercadillo popular y longevo en Madrid, son Los Hippies de Goya. Con más de treinta años, continúan siendo un lugar de referencia por su situación geoestratégica y por sus productos. En la plaza de Felipe II, cada día se abren 24 puestos que ofrecen complementos artesanales y de calidad. Desde pañuelos, bolsos y cinturones, hasta todo tipo de antigüedades y mobiliario.

Los Hippies de Goya, ubicados en la plaza más conocida del Barrio de Salamanca,  son un lugar de referencia para muchos madrileños y continúa generando beneficios a pesar de sus casi treinta años de existencia. En un primer momento, los vendedores se repartieron de forma independiente, instalando sus puestos en las calles de la zona. Más tarde, el Ayuntamiento de Madrid los unificó y reubicó en la Plaza de Felipe II por cuestiones legales.

Varias generaciones continúan conservando el tradicional mercadillo, que ya tiene una aceptación casi generalizada. Padres e hijos, comerciantes y artesanos, trabajan diariamente en sus pasillos y venden cada día productos variados, desde ropa y complementos, hasta joyería y muebles. Todos practican un oficio que, en su trasfondo, se reduce a una gran familia.

Puestos Plaza Felipe II. Foto: Beatriz Triguero
Puestos Plaza Felipe II. Foto: Beatriz Triguero

Los puestos no tienen demasiada longitud ni extensión, están ordenados en dos filas paralelas, unos enfrente de los otros. A su vez, cada pasillo consta de dos filas de puestos a ambos lados. Estos permanecen situados así desde sus orígenes para recudir el espacio ocupado, aunque, indirectamente, facilita la venta y hace posible que el cliente disfrute de una vista rápida del entorno.

Además, las más de veinte casetas que componen el mercadillo permanecen cubiertas bajo una misma carpa de lona plastificada y metal, y con todo el acondicionamiento común –ventilación, entradas y salidas, pasillos…-. Este hecho, en cierto modo, hace posible que funcionen con precios muy asequibles a pesar de situarse en uno de los barrios más caros de Madrid.

Y es que, además del atractivo generado por los precios y la calidad de los productos, su situación es clave en el éxito de los famosos puestos. En el epicentro del Barrio de Salamanca –entre las calles Goya y Alcalá-, enfrente del Corte Inglés de Goya y al lado del Intercambiador de Felipe II, la afluencia de personas suele ser elevada e, ineludiblemente, el mercadillo se beneficia de ésta diariamente. Además, su amplio horario –de lunes a sábado, mañanas y tardes interrumpidamente-, también ayuda a aumentar las ventas.

Mercadillo 'Hippies de Goya'. Foto: Beatriz Triguero
Mercadillo ‘Hippies de Goya’. Foto: Beatriz Triguero

Debido a esto, su público -asiduo o casual- suele ser muy heterogéneo. De todas las edades, de todos los gustos y, sobre todo, de todos los niveles adquisitivos. Marta García, compradora esporádica, confiesa que lo mejor de estas tiendas es la variedad de productos a precios asequibles que ofrecen, a pesar de la cercanía de las boutiques más lujosas de Madrid. “Yo he comprado desde un cinturón argentino hasta un espejo para mi salón”, añade. Mario Fernández confiesa que es la primera vez que acude a estos comercios, pero no la última. “He visto cosas muy interesantes y difíciles de encontrar, volveré”, sentencia.

Los vendedores, por su parte, se encuentran realmente satisfechos con las reacciones positivas de sus clientes y con los vecinos, que han apoyado desde cerca estos puestos y su permanencia. “Seguimos luchando cada día para conservar este negocio y para atraer nuevos clientes”, manifiesta uno de los comerciantes, cuyo nombre prefiere mantener en el anonimato. “Comenzamos hace casi treinta años y seguimos con la misma ilusión de conservarlo, aunque ahora con nuevas generaciones que traen vitalidad y nuevas ideas”, finaliza.

No obstante, el inconveniente de estos puestos es la visibilidad. A pesar de la buena situación anteriormente mencionada, no existe ninguna indicación en el exterior que identifique esos túneles -originariamente verdes y ahora estampados- con las tiendas del interior. Eso puede confundir o despistar a potenciales clientes que se encuentren en la zona ocasionalmente; o quizás sea una manera de conservan la magia y la esencia de lo que, en su momento, les llevó hasta aquella plaza y formó la familia que ahora son.

Mapa de 'Los Hippies de Goya'. Foto: Beatriz Triguero
Mapa de ‘Los Hippies de Goya’. Foto: Beatriz Triguero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *