Lavapiés, zona videovigilada

Enrique Núñez, delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, destacó este jueves el éxito obtenido gracias al sistema de videovigilancia implementado en Lavapiés, que detectó en 2013 un total de 4.106 incidentes.

 

Implementado hace cuatro años a petición de los vecinos y comerciantes del área, el sistema de videovigilancia de Lavapiés detectó solo en 2013 un total de 4.106 incidentes, que representan el 26% de actuaciones en el área videovigilada.

Además, en 387 ocasiones las imágenes sirvieron para identificar a sospechosos.

Las cifras fueron divulgadas este jueves por Enrique Núñez, delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, quien destacó el éxito obtenido con este sistema, aunque lamentó que no sea suficiente para acabar con los principales problemas que afectan al barrio.

«Estas cámaras han contribuido a que hayan bajado bastante los índices de delincuencia» destacó Núñez, quien de todos modos agregó que «pese a su eficacia, los problemas más graves quedan fuera de su ámbito de acción».

Según Núñez, el principal foco de problema de la zona se encuentra en las ocupaciones ilegales  y en las «reocupaciones de aquellos que ocupan para después subarrendar a quienes buscan delinquir con el tráfico de drogas».

«No se puede acceder a un inmueble, a pesar de que tenga conocimiento de que en el interior puede producirse alguna actuación delictiva», explicó y opinó que la solución es el desalojo de las personas «que están perturbando la delincuencia».

En total, Lavapiés cuenta con 48 cámaras instaladas en la vía pública entre la plaza de Tirso de Molina y la glorieta de Embajadores, al tiempo otras zonas de la capital como la plaza Mayor, las calles de la Montera y la Ballesta y el museo al aire libre bajo el puente de Eduardo Dato también cuentan con sistemas de video vigilancia.

«Soy firme defensor del uso de cámaras de videovigilancia», concluyó Núñez, mientras que la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, aseguró que en 2013 la tasa de criminalidad en el barrio bajó un 2,3%, según publicó El País.

En el resto de Madrid el promedio fue de un descenso del 4% y en la región un 3%.

En total, se registraron 1.745 detenciones (frente a las 1.392 de 2012), de las que 403 fueron por tráfico de drogas y 248 por robos con fuerza o violencia.

Gonzalo Larrea Canabal

Periodista uruguayo graduado por la Universidad de la República de Uruguay. Trabajó en el diario El País de Montevideo y ahora se encuentra en Madrid realizando un Máster en Periodismo Multimedia Profesional en la Universidad Complutense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.