Las casas de apuestas, uno de los grandes problemas en el barrio madrileño de Tetuán

El pasado domingo 6 de octubre se llevaba a cabo una manifestación entre Tetuán y Cuatro Caminos convocada por varias asociaciones vecinales contra las casas de apuestas. 

Bravo Murillo, la calle más emblemática del barrio de Tetuán, está plagada de locales de juego. En ocasiones, la distancia que separa un local de apuestas de otro es menor a 200 metros. A esto hay que añadir su localización, ya que se sitúan estratégicamente a escasa distancia de colegios e institutos donde los menores pueden acceder fácilmente.

Casa de juegos en la Calle Bravo Murillo (barrio de Tetuán)
Fuente: Noemí Rojín

Han sido muchas las voces que se han alzado en los últimos días contra estos establecimientos alegando que se sitúan en los barrios obreros y más humildes de la capital para aprovecharse de la mala situación económica de las familias trabajadoras. Muchos de los que entran en estos establecimientos con la esperanza de ganar dinero de manera rápida y fácil acaban arruinados y con problemas de ludopatía. A esto cabe añadir que en muchos de estos negocios dejan entrar a menores de edad sin control y sin pedir ningún tipo de identificación. 

Según datos de El Confidencial los habitantes de Madrid se han gastado cerca de 4.500 millones de euros en este sector, una cifra muy superior a los años anteriores. Un ejemplo claro de la enorme demanda que tienen las casas de apuestas es que su beneficio ha aumentado en un 30% en los últimos años. También cabe destacar que en los últimos tiempos el bombardeo publicitario sobre todo a través de la televisión de las casas de juegos ha suscitado inmensas protestas entre la ciudadanía que ven en estos lugares una forma de aprovecharse de los más débiles de la economía. 

Casas de apuestas en el barrio de Tetuán
Fuente: Noemí Rojín

Estos, por su parte, se defienden a través de un comunicado emitido por el Consejo Empresarial del Juego (CEJUEGO) alegando que el “juego es una actividad legal y regulada que aporta valor a la sociedad” y niegan que exista un problema en el caso de los menores. 

El Ayuntamiento de Madrid, que cuenta con una ley de regulación del juego, se ha reunido el pasado día 10 para poner en marcha servicios de asesoramiento e intervención a las casas de apuestas en el distrito de Puente de Vallecas.

A esta situación hacen frente otros barrios madrileños como Carabanchel o Aluche donde los vecinos también luchan por lograr el cierre de muchas de estas casas de apuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *