La trata de personas: una realidad vigente en la Unión Europea

La explotación sexual y laboral son los principales tipos de esclavitud moderna presentes en la Unión Europea, según el último informe de Eurostat. La primera se reduce sólo en aquellos países con leyes estrictas sobre la prostitución mientras que la segunda ha experimentado un especial incremento desde el comienzo de la crisis económica.

553055La trata de personas es una realidad vigente en la Unión Europea especialmente con fines de explotación sexual y laboral, aunque en países como Rumania, Suecia o Bulgaria la policía ha registrado casos cuyo destino era el tráfico de órganos o la actividad delictiva con más de 160 víctimas identificadas sólo en Rumania.

La explotación laboral ha experimentado un notable incremento en los últimos años, pasando del 18% durante el periodo que oscila entre 2003 y 2006 al 36% actual. Se estiman, así, que 880.000 se encuentran bajo régimen de trabajo forzado en la Unión Europea. Rumania vuelve a estar entre los países donde más casos se han identificado. Pero en este caso le siguen Holanda y Reino Unido, donde a las 139 víctimas identificadas hay que añadir 89 casos más en los que la Policía tiene sospechas de delito.

En época de recesión económica el sector privado busca más que nunca la reducción de costes. Por ello, no parece una casualidad que el incremento de la explotación laboral en los países de la Unión coincida con la crisis económica. De la misma forma llama la atención que el mayor número de víctimas se hayan identificado en el sector de la manufacturación y que sea precisamente ese sector el que esté experimentando un mayor crecimiento actualmente en Europa y, en concreto, en Reino Unido y países geográficamente cercanos.

La reforma del Código Penal propuesta por Alberto Ruiz Gallardón ha puesto el foco sobre la explotación con fines sexuales. El ministro de Justicia asegura seguir una sugerencia de la Policía para facilitar la detención de los proxenetas y el rescate de las víctimas. Sin embargo numerosas organizaciones que luchan contra la esclavitud moderna ven en la legalización de la prostitución una potenciación de la trata más que una solución y para ello se apoyan en casos reales como el de Suecia y Alemania.

Desde que la legislación sueca criminalizó la prostitución, la explotación sexual se ha visto reducida. En 2010 el número de víctimas identificadas fue de 19. En Alemania la prostitución es legal desde hace diez años. En ese periodo sólo 44 mujeres se han dado de alta en la seguridad social como prostitutas. Un dato que unido al hecho de que en un único año se identificaron 610 víctimas de explotación sexual señala que la mayoría no ejercen de forma libre. Todo lo contrario. De hecho el país germano se ha convertido en los últimos años en uno de los territorios europeos donde mayor crecimiento se ha dado de la trata con fines sexuales.

En España la cifra es muy superior a la Alemana. En 2010 el número ascendió a 1.605 víctimas. Más de mil por encima de las que se registraron en 2009, donde la cifra no llegaba a las 445. Este incremento supone que por cada 100.000 habitantes hay 3.5 personas explotadas con fines sexuales. Un dato que coloca a España en el sexto lugar tras países como Chipre, Holanda o Bulgaria. En términos absolutos Italia es el único país europeo que supera a España con 2.381 víctimas identificadas y junto a Rumanía, que ocupa el tercer lugar, son los tres únicos países con más de mil víctimas. El resto de países, con la excepción de Holanda, no superan las 655.

Con independencia del tipo de explotación, las mujeres siguen representando el mayor porcentaje entre las víctimas con un 79% en 2010, de las cuales el 14% eran niñas. El número de niños es bajo, un 2%, aunque también lo es el porcentaje total de hombres víctimas de trata en países de la Unión, alcanzando un 18% según datos de 2010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.