La Sociedad Cooperativa Metropolitan pide ayuda al Defensora del Pueblo

El pasado viernes 2 de Diciembre, cooperativistas de la promotora que gestiona la edificación de un complejo residencial sobre las antiguas cocheras del Metro en Cuatro Caminos, acudieron ante la Defensora del Pueblo para presentar una carta de queja y denunciar la “situación de vulnerabilidad” en la que se encuentran las 443 familias afectadas.

La portavoz de la Cooperativa, Desireé del Río, afirmó que la cooperativa cumple con todos los requisitos exigidos por el Ayuntamiento puesto que en las reuniones celebradas entre los técnicos del Consistorio, de la Cooperativa y de la Comunidad de Madrid se había alcanzado un “consenso”.

Sin embargo, después de reunirse las distintas mesas técnicas, compuestas por profesionales del Ayuntamiento, de la Comunidad y del propia Cooperativa, el Director de Planeamiento de la Comisión de Urbanismo, Juan Carlos de las Heras Merino, estimó que el plan de urbanismo sobre Cuatro Caminos no cumple con el requisito de soterramiento de las cocheras.

 

Miembros Cooperativa Metropolitana a la entrada de la Defensora del Pueblo.Fuente Pablo Ares

La portavoz denunciaba igualmente la falta de comunicación por parte del Ayuntamiento “no sabemos que cambios pide el ayuntamiento, no nos ha redactado nada ni positivo ni negativo”. Pese a ello el mismo día que los Cooperativistas de Metropolitan entregaban la documentación ante la Defensora del Pueblo, eran convocados por el Ayuntamiento para analizar el plan de edificación.

La reunión se celebró este lunes 5 de diciembre y en ella el Ayuntamiento concluyó que la nueva propuesta de edificación planteada por la Cooperativa Metropolitana y por Metro Madrid, que contemplaría la creación de una zona verde ubicada a seis metros de altura respecto al nivel de calle, continúa incumpliendo el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). En concreto el consistorio considera que “las cocheras incumplen la condición de situarse bajo el rasante y de ofrecer la máxima permeabilidad peatonal entre el parque y las calles perimetrales, condición expresamente establecida en el PGOU.

Este encuentro se ha celebrado unos días antes de que la Cooperativa efectúe el pago de 23 millones de euros a Metro Madrid, previsto para el próximo 17 de diciembre, como abono de parte del precio del terreno donde se plantea construir sus viviendas.

Desde la Sociedad Metropolitan aseguran que el plan de urbanismo planteado actualmente ha sido revisado y actualizado para que se juste a todas las exigencias requeridas del Ayuntamiento. “Hay una contradicción entre los técnicos que en reuniones nos han dicho que el plan iba muy bien y en la Comisión de Urbanismo nos encontramos con que nos dicen de nuevo que no”, destacó la portavoz.

Los cooperativistas consideran como “abuso” la negativa por parte del Ayuntamiento. “Entendemos que es un abuso de Ahora Madrid, porque actualmente el resto de partidos políticos del Ayuntamiento esta a favor nuestro”, subrayó Del Río. En la misma línea la portavoz concluyó que el partido de Manuela Carmena “está haciendo una interpretación torticera de la ley para bloquear o para hundir el proyecto de vida de estas 443 familias”.

El proyecto de la Cooperativa Metropolitan supone la construcción de 443 viviendas, un parque público que conectará avenida de Pablo Iglesias con la calle Bravo de Murillo así como la renovación de las cocheras de Metro Madrid, que deberían estar soterradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.