La Plaza de España de Madrid, mucho más inclusiva

La reforma de la Plaza de España ya encara su recta final desde que la inició Manuela Carmena hace dos años, cuando aún permanecía en el Ayuntamiento de Madrid. Ahora es Paloma García Romero quien se encarga del proyecto liderando el Área de Obras y Equipamientos. Para finales de este año, y coincidiendo con el alumbrado navideño, los madrileños y todas aquellas personas que visiten la capital española podrán pasear por la Plaza de España.

Una de las principales razones por las que se iniciaron las obras en esta zona eran los problemas de accesibilidad que presentaba con respecto a los peatones. Además, contaba con numerosas barreras arquitectónicas. Todo esto unido al problema de integración y el aislamiento que siempre tuvo la Plaza de España con respecto a los demás espacios consiguió no solo un deterioro del lugar sino también menos visitas de viandantes y turistas.

Ahora, la nueva Plaza de España será un entorno conectado con el parque de Sabatini y el Templo de Debod en su lado oeste y con la calle Princesa por el norte. Tendrá continuidad con el Palacio Real y como no, con Gran Vía. Esa conexión de espacios será posible gracias a que el paso elevado Bailén-Ferraz, construido a finales de los años 70 en el siglo pasado, se hará peatonal. Puesto que el paso elevado Bailén-Ferraz será peatonal, el tráfico pasará justo por debajo.

Acceso al paseo peatonal elevado al sur de la plaza / FUENTE: AYUNTAMIENTO DE MADRID

Respecto al problema de las barreras arquitectónicas de la Plaza de España antes de ser reformada, en algunos casos se establecerán pendientes, pero en otros que por motivos de seguridad no será posible ponerlas, se establecerán itinerarios alternativos. Además, se ampliarán todas las aceras (Cuesta de San Vicente, hotel Riu, Calle Princesa y la calle norte de Plaza de España) del espacio para asegurar la comodidad de los peatones.

Siguiendo con la accesibilidad e integración, también se incorporará un sistema de pavimentos podotáctiles que permitirán orientar a las personas con visión reducida ya que se le alertará de las zonas de peligro.

Los responsables del proyecto no solo han tenido en cuenta la accesibilidad de las personas con movilidad reducida o visión deficiente, sino que también buscan que todas las personas, sin diferencia de edad, puedan disfrutar de un rato agradable dentro de la Plaza de España. Para ello, han creado la “Isla de Barataria”, sitio en el cual habrá un conjunto de estructuras confeccionadas para jugar.

Hasta seis toboganes y decenas de columpios albergará la zona llamada Isla de Barataria / FUENTE: AYUNTAMIENTO DE MADRID

Con esta isla dedicada a los juegos se busca escapar de una segregación de los juegos por tipos, sino que será una mezcla de piezas en el que cada usuario sentirá que forma parte del espacio, ya sea jugando o viendo jugar a los demás. Pero esta isla no será solo para los más pequeños, sino que instalaciones como columpios podrán ser utilizadas también por jóvenes de distintas capacidades, sin limitaciones. Incluso habrá una parte con elementos dedicados al ejercicio en el que hasta las personas mayores podrán ejercitarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.