“La operación asfalto” continúa

No se trata de una investigación sobre un asunto de gran relevancia social, sino de la continuación del asfalto que se está haciendo en las calles de Madrid más allá del periodo de verano.

Tradicionalmente la reparación y renovación del pavimento de las calzadas de Madrid, se ha llevado a cabo en los meses de verano, en julio y agosto fundamentalmente, aprovechando la masiva salida de los residentes de Madrid a sus puntos de destino, así facilitando las labores del trabajo y de este modo causar las menores molestias posibles a los ciudadanos.

Si bien, este año a causa de la pandemia provocada por el Covid-19 y de la gran nevada “Filomena”, la que paralizó Madrid durante algo más de dos semanas en el mes de enero, originó múltiples daños en nuestra ciudad, con una gran incidencia, entre otros, en el estado de las carreteras.

Pues bien, el Ayuntamiento de Madrid a fin de arreglar los destrozos causados en nuestras vías, que dificultan y ponen en peligro el tráfico, ha ampliado la reparación del asfalto, no solo a unas calles concretas, sino prácticamente en todas las de Madrid y, consecuentemente, por la magnitud de los trabajos, que se están llevando en todos los distritos, ha sido necesario que se prolongue la duración de su ejecución, hasta el punto de que en estos momentos continúa en el distrito de San Blas-Canillejas hasta que concluyan con todas las previstas, de lo que el Ayuntamiento ha ido informando periódicamente para evitar mayores incidencias en el tráfico.

En mediados de este año se empezaron a asfaltar las calles del barrio de San Blas. Estas labores continúan a día de hoy, octubre, en el barrio de Las Rosas y en la zona de Goya, entre otros. Lo que supone un perjuicio para los vecinos, impidiendo la circulación normal de los vehículos y por consiguiente provocando una molestia para los que trabajan y estudian desde sus casas, pues esto implica un ruido constante, añadiendo el polvo y los olores que se producen durante las obras.

A pesar de lo anterior, esto se hace para el bien común, aunque causen ciertas molestias, no todo implica algo negativo, al fin y al cabo, se hace para y por el bienestar de los ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.