«La Navideña» llega a la plaza del Matadero

Se acerca la Navidad y con ella la Feria Internacional de las Culturas, comúnmente conocida como “La Navideña”. Esta fiesta se celebra, por segundo año consecutivo, en el Matadero de Madrid, el cual se convierte durante estas fechas en el mercado navideño más internacional de toda la ciudad.

Escenario de «La Navideña» en la plaza
Foto: Carlos González

Además de poder disfrutar de música en directo en un gran escenario, los visitantes pueden pasear por la plaza principal para empaparse de la diferente cultura que se respira fuera de nuestro país.

Cerca de un centenar de puestos, de más de 60 países diferentes, ofrecen productos artesanales y típicos de su origen, cocina y productos de degustación como quesos artesanales de Lituania, mate de hojas de coca típico de Bolivia, o galletas artesanales de Polonia entre otras muchas cosas.

Elaboración de galletas artesanales en el puesto de Polonia
Foto: Carlos González

El día 15 abrió sus puertas, y hasta el 29 no las cerrará, aunque desde el día 26 este mercado mutará a uno más multicultural si cabe, donde artistas y artesanos de Madrid, ampliarán la cantidad de puestos y ofrecerán a los visitantes productos de distintas regiones de España.

“La Navideña” acaba de comenzar, y aun espera a infinidad de visitantes que estén dispuestos a cambiar, al menos por un día, la zambomba y el turrón por instrumentos tribales de Kenia o bombones de pistacho tunecinos.

Instrumentos y adornos del puesto de Kenia
Foto: Carlos González

Otra de las cosas a destacar de este mercado, es que parte de los beneficios de las ventas serán destinados al apoyo de Ayuda en Acción y sus programas de lucha contra el hambre. Este tipo de iniciativas ensalzan aún más si cabe esta fiesta internacional, la cual luce en medio de la plaza un “Árbol de los Deseos”.

Sus flores de color púrpura, simbolizan la fe y la magia, factores muy presenten en estas fechas, y en sus ramas cuelgan unos carteles en blanco donde cualquier persona podrá poner su mensaje. Ya solo quedaría esperar a que el árbol haga honor a su nombre.

«Él Árbol de los Deseos» con el escenario de fondo
Foto: Carlos González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.