La magia del Cine Doré

Casi todos los días de la semana hay proyecciones de varios ciclos cinematográficos que presenta la Filmoteca Española gratuitamente o a precios muy reducidos

Cine Doré. Foto: Antonio Caselles.

El cine Doré lleva en pie 90 años en la calle Santa Isabel. Tras inaugurarse como Salón Doré en 1912, se decide construir un nuevo edificio en 1923, que es el que se conoce a fecha de hoy. Esta nueva sede se diseña con un estilo modernista típico en la arquitectura de los edificios de Madrid en la época, y que actualmente es uno de sus encantos. El edificio sufriría una modificación en su interior tiempo después para cambiar la distribución de los palcos debido a la prosperidad del negocio.

En esta etapa el Doré exhibió grandes estrenos, entre ellos pocos nacionales. Las proyecciones se interpretaban con temas musicales de orquesta y coros contando con grandes artistas del momento. Sin embargo, el declive que sufría el barrio Antón Martín en la época hace que la sala se vea afectada. Así en los años 30 se configuraría como sala de reestreno hasta su cierre en 1963.

Habría que esperar hasta los años 80 para que el edificio fuera adquirido por el Ayuntamiento de Madrid como espacio de interés arquitectónico y fuera reformado por completo debido al deterioro que sufría por su abandono. Tras un acuerdo de cesión el edificio pasa a manos del Ministerio de Cultura, que decide destinarlo a sala de proyecciones de la Filmoteca española, inaugurada oficialmente en 1989.

Este antiguo cine sigue exhibiendo la programación de la Filmoteca de manera efímera. Prácticamente todos los días de la semana hay proyecciones de varios ciclos cinematográficos que presenta la organización gratuitamente o a precios muy reducidos, y que se puede consultar en su web oficial. Este mes se está ofreciendo un ciclo de cine coreano y otro de cine europeo.

Pero es la magia que el Doré guarda en su interior lo que llama a muchos espectadores: una magia que reside especialmente en el disfrute de cine no comercial o fuera de exhibición, en versión original, en un ambiente íntimo y en un marco incomparable, muy diferente a las actuales multisalas. Sin duda, un plan muy recomendable para cualquier día de la semana.

Antonio Caselles Sáez

Antonio Caselles Sáez

Natural de Bigastro (Alicante). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Politécnica de Valencia. Actualmente estudiando Máster en Periodismo Multimedia Profesional en la Universidad Complutense de Madrid y en prácticas como Redactor en la Agencia EFE. Interesado en comunicación, prensa, televisión y cine, entre otras muchas cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *