La Huerta de Tetuán: tres años plantando vecindad

Foto: Alberto Ruiz Aguiar
Foto: Alberto Ruiz Aguiar

El espacio de cooperación ciudadana “La Huerta de Tetuán” se encamina hacia su tercer aniversario (el próximo 25 de enero) rebosando vida y actividad. Esta semana un taller para niños y adultos ha supuesto la construcción de un peculiar árbol navideño de madera. Continúan los trabajos en este antiguo solar de la calle del Matadero, en el barrio de Valdeacederas, autogestionado por los propios vecinos y con actividades de reciclaje y reutilización tanto para adultos como para los más pequeños.

Foto: La huerta de Tetuán
Foto: La huerta de Tetuán

Se reúnen los martes y los jueves de cada semana, pero a los vecinos del barrio no se les caen los anillos si por alguna circunstancia hay que hacer una reunión de trabajo extraordinaria. Así, el martes pasado se celebró el taller navideño al que acudió más de una decena de personas entre niños y mayores. El resultado: un peculiar árbol de navidad hecho con listones de madera cortados en el propio huerto urbano, y que fue decorado por los chavales.

Este taller de Navidad es una prueba más de cómo la “Huerta de Tetuán” sigue en plena forma y a todo rendimiento. Esta iniciativa de huerto urbano y espacio autogestionado de cooperación vecinal nació en enero de 2014, hace ya casi tres años, como respuesta popular a un problema urbanístico. En el solar de calle Matadero se acumulaban desechos e incluso coches abandonados, ubicándose además justo detrás de un colegio público como el Juan Ramón Jiménez.

El espacio social nació en enero de 2014 de la mano de varios agentes vecinales y colectivos urbanísticos como ‘lafresquera’ o culturales como Mood Studio, La Galería Magdalena o Moenia. Durante todo este tiempo, además de talleres de agricultura, se han impartido iniciativas sobre reciclaje, microteatros, exposiciones de fotos, manualidades, ciclos, jornadas, charlas, cursos, proyecciones, debates, etc.

Foto: Alberto Ruiz Aguiar
Foto: Alberto Ruiz Aguiar

Uno de los instrumentos con los que cuentan en la huerta urbana es, de hecho, una compostadora, una herramienta para reciclar residuos orgánicos en abono natural. Todo el espacio está decorado con motivos artísticos y está repleto de carteles con normas de uso y buen comportamiento. Porque lo que prima en este pequeño pulmón de Tetuán es, ante todo, el respeto, la solidaridad, la convivencia y el civismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.