La estación de Cuatro Caminos se moderniza con unas obras de ocho meses de duración

El Plan de Modernización de Metro quiere recuperar el histórico tótem en el acceso situado en la Avenida Reina Victoria

Metro sigue trabajando para remodelar las estaciones más emblemáticas y envejecidas de la capital. Es inevitable recordar el largo proceso de la reconstrucción de la estación de Gran Vía que ha estado durante varios años inoperativa por obras. Aunque el proceso será tan sólo de ocho meses, le toca el turno a la estación de Metro de Cuatro Caminos. El Plan de Modernización pretende renovar el vestíbulo principal y los pasillos de las líneas 1 y 2. Metro adelantó en nota de prensa que desaparecerán los revestimientos, instalaciones y tecnología obsoleta caracterizada por dicha parada por unos materiales y equipamientos más afines a la actualidad.

El arranque de las obras de remodelación comenzó en los días del mes de febrero del año 2021 y su duración será, aproximadamente, de unos ocho meses. A diferencia de lo ocurrido en los últimos años con Gran Vía, la estación de Cuatro Caminos está operativa en sus tres líneas correspondientes (1,2 y 6). En ningún momento se cerrará al público, aunque esté cubierta de vallas y materiales de construcción.

Uno de los grandes cambios que se realizará a lo largo de los ocho meses de remodelación será ampliar la red de drenaje y saneamiento de la estación recurriendo a la implantación de nuevos sistemas de impermeabilización e instalación de nuevas canalizaciones eléctricas. Además, los parámetros y pavimentos se regirán por los mismos criterios que el resto de las estaciones más modernas de la capital. Cuatro Caminos disfrutará de nuevo mobiliario tras el final de su reforma. Todas las mejoras también tendrán en cuenta las dificultades que afrontan las personas con algún tipo de discapacidad, por lo que habrá más interfonos, elementos para mejorar el proceso de comunicación, mejoras importantes en el sistema de megafonía y nuevos carteles digitales.

Fuente: Metro

La estación de Cuatro Caminos se somete a un gran lavado de cara, mucho más moderno y adaptado a las últimas tecnologías, pero recupera su antiguo sello de identidad. La Comunidad de Madrid pretende devolver el histórico tótem de uno de los accesos a dicha estación que se ubicará en la entrada situada en la Avenida Reina Victoria para hacer homenaje a la historia de Metro y a uno de los arquitectos fundamentales en esta red de transportes, como es Antonio Palacios. El trabajo consiste en recrear este elemento que servía para anunciar el nombre de la parada. Aunque no sea completamente idéntico, el objetivo pasa por ofrecer a los viajeros una imagen similar a la que se observaba en 1919 en algunas de las estaciones de metro más centenarias.

Aunque el pasado regresa para dotar a Cuatro Caminos de una estampa histórica y emblemática de la ciudad, las nuevas tecnologías irrumpen en el proceso de remodelación. La estación disfrutará de iluminación LED en la bóveda y en la parte superior del túnel donde los trabajadores recrearán diferentes ambientes e iluminarán la estación acorde a las celebraciones y motivos especiales que celebre una de las paradas del distrito de Chamberí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.