La estación de Chamartín muestra la evolución de Metro en su centenario

En la parada correspondiente a las líneas 1 y 10 es posible observar el inmobiliario de los trenes en sus inicios.

Como consecuencia del centenario de Metro celebrado el pasado 2019, el rey Felipe VI inauguró en la estación de Chamartín una exposición de cuatros trenes clásicos que han tenido un papel fundamental desde los inicios de la historia de la compañía hasta los años setenta. Además de dar a conocer el pasado antes de la pandemia, todo aquel interesado puede seguir viajando al pasado asistiendo a la exposición situada en la planta -1 junto a los andenes de la línea 10. Dos coches tipo ‘1000’, primera serie, completan la muestra de joyas ferroviarias que alcanza la cifra de 12 vehículos.

El rey Felipe VI realizó el mismo recorrido que en su día así lo hizo el mismísimo Alfonso XIII en 1919 para inaugurar la compañía que ha ido creciendo en su primer siglo de vida. Esto quiere decir que, viajó desde Sol hasta la estación de Chamartín para inaugurar la exposición de trenes antiguos que continúa presente desde los pasados meses. La pandemia paralizó la visita al interior de los metros que circularon por los raíles madrileños a sus comienzos.

Metro ha querido recuperar parte del patrimonio histórico de la compañía haciendo una gran inversión para restaurar algunas muestras de los trenes clásicos que se convirtieron en el vehículo de los madrileños entre los años 1919 y 1965. Los diferentes trenes son los grandes protagonistas de la exposición, pero también se observan casi 100 elementos propios del ferrocarril e imágenes rescatadas del pasado. Entre la más de una decena de trenes antiguos situados en la estación de Metro de Chamartín, se encuentran cuatro pertenecientes al modelo ‘Cuatro Caminos’. Este diseño fueron los primeros en circular por la red y así lo hicieron durante 70 años caracterizados por poseer la estructura de su caja completamente metalizada. Además, es posible observar dos coches del modelo ‘Salamanca’ con un estilo mucho más austero y sobrio con materiales más funcionales y duros cuya fecha de funcionamiento se remonta a 1943. También hay un coche tipo ‘Ventas’ inaugurado en el primer tramo de la línea 2 que unía las estaciones de Sol y Ventas. Otro de los coches que se puede visitar es el tipo ‘Quevedo’ de 1927 donde comenzaron a integrar paneles publicitarios y dos del tipo ‘Legazpi L5’.

Fuente: Museo Metro

La exposición está abierta al público durante los días vienes, sábado y domingo y es imprescindible solicitar cita previa para asistir tanto a la visita guiada como a la visita libre. El acceso a cualquiera de las dos opciones es completamente gratuito con título de transporte, pero hay un aforo máximo de 19 personas para los grupos cuyo tiempo máximo de visita es de 40 minutos en ambos turnos. Cabe destacar que la exposición está adaptada para personas de movilidad reducida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.