La cúpula de la Caja Mágica aprueba a Feliciano López

Se acerca el nuevo ano y la Caja Mágica sigue en su proceso de renovación. Competidores y competidoras del circuito profesional de la ATP disfrutan de las vacaciones mientras las sedes van preparando su nueva campaña. Después de que la Caja Mágica anunciara la ampliación del contrato para su diseño interior, tocaba mover cartas en la cúpula del torneo de tenis de Madrid. El Mutua Madrid Open confirmó a través de un comunicado oficial que Feliciano López será el nuevo Director Adjunto para la edición de 2018. Además, después de la aprobación de las juntas directivas de la ATP y la WTA (circuitos masculino y femenino, respectivamente) ocupará el cargo de Director a partir de dichas fechas.

Así, Manolo Santana, dejará su cargo desde 2009 para ocupar el de Presidente de Honor del Mutua Madrid Open, con carácter vitalicio. Este relevo en los altos cargos se llevó a cabo en el salón Gran Fórum ubicado en el hotel AC Cuzco y asistieron como invitados Ignacio Garralda, Presidente de Mutua Madrileña, y Gerard Tsobanian, CEO del torneo. Todo ello acompañado de la emisión de un vídeo grabado en las pistas externas de la Caja Mágica en las que Feliciano y Santana disputan su cargo con un partido de tenis.

Los mundos paralelos de la Caja Mágica

Como si de una campaña política se tratase, la Caja Mágica y el Madrid Open han comenzado su andadura para el torneo de la ciudad. Tanto es así que en los carteles y autobuses de Madrid podemos encontrar promociones navideñas para regalar entradas de cara a la competición. Pero en San Fermín, barrio del distrito de Usera dónde se ubica el recinto pasa incluso desapercibida. La celebración de un torneo profesional de tenis fue acogida con cariño por los vecinos. Además, cuenta con gimnasio y varios espectáculos y conciertos al cabo del año.

El caso es que el vecindario se queja de lo poco que »sirve» el edificio para la gente que vive allí, para los de toda la vida. Al ser eventos de carácter internacional, resuena un grito de decepción, de no estar aprovechada. Su servicio de deportes cuesta unos 35 euros mensuales, que para un barrio obrero es algo caro y hasta ahora, todos los espectáculos han sido pensados y ejecutados para un público juvenil. En definitiva, los cambios y modificaciones de uno de los escenarios deportivos más importantes del mundo es indiferente para su gente más cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.