La creatividad, receta para la crisis

A pocos días para el final de este año 2013, muchas piezas periodísticas repasan lo que han dado de sí estos últimos 365 días. En el caso de la industria del cine, también ocurre exactamente lo mismo. Desde aquí queremos mostrar una pequeña retrospectiva de lo que ha sucedido este año, un análisis de algunos de los aspectos que han marcado este 2013 en el ámbito cinematográfico.

Protestas contra los recortes impulsados por el Gobierno de Rajoy en la huelga general del 29 de marzo de 2012 en Santiago de Compostela. / Diego Fonseca
  • El IVA cultural continúa siendo el más alto de Europa. En una coyuntura de crisis nacional y propia –la de la industria del cine-, el Gobierno ha mantenido la tasa impositiva del 21%, lo que ha ahogado todavía más a los cines de toda España. Desde que en el año 2012 el ministro José Ignacio Wert subiera en 13 puntos el IVA aplicado a los bienes culturales, España se ha colocado a la vanguardia europea, pues ningún estado cuenta con una tasa impositiva mayor en este tipo de productos. A pesar de que han sido muchas las voces que se han alzado y han protestado por la subida, el Gobierno no ha reculado ni ha dado muestras de querer hacerlo. Quizás para 2014, o quizás no.
  • La Fiesta del Cine avivó un debate perenne. Los tres días que duró la Fiesta del Cine y las posteriores promociones llevadas a cabo por algunas empresas exhibidores, fueron un éxito sin precedentes. La gente acudió en masa a los cines y el precio habitual fue señalado como un mal patológico, como el motivo principal –o uno de los más importantes- de la crisis de asistencia. La industria parece que ha tomado la decisión de reunirse para encontrar alternativas, la búsqueda de un modelo de negocio que funcione y sea apto para todas las carteras. La gente, o gran parte, no está dispuesta a pagar nueve euros por una película.
  • El caso Pontevedra. Desde que el pasado verano cerrasen los cines Vialia en Pontevedra, la ciudad gallega se convirtió en la primera capital española de provincia sin cines. Los cinéfilos de la ciudad tuvieron que emigrar a salas relativamente próximas  -Vigo, Villagarcía, etc.- para poder disfrutar de la cartelera. Ahora, en unas semanas, la empresa Galicine, comandada por Severino F. Pato, devolverá el cine a Pontevedra.
  • La creatividad, receta para la crisis. A falta de datos definitivos –el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte todavía no puede ofrecer los datos de negocio y asistencia en su web porque todavía faltan unos cuantos días para que este año se termine-, todo parece indicar que las cifras del 2013 irán en sintonía con los malos números de ejercicios pasados. La mejor receta en estos tiempos es la creatividad; películas como Gravity, Bestias del sur salvaje, Amor, Las brujas de Zugarramundi, La gran familia española, La vida de Adèle o Django Desencadenado son la mejor postura para combatir la crisis.
Gráfico del nº de cines en España entre 2005 y 2012 (datos INE) / Diego Fonseca

Diego Fonseca Rodríguez

Periodista graduado por la Universidad de Santiago de Compostela. Experiencia en prensa impresa, prensa digital y radio. Ahora mismo en la Agencia EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *