La Casa de México comienza noviembre con una jornada de puertas abiertas

Situada en un palacete antiguo de la Calle Alberto Aguilera, es fácilmente distinguible por las numerosas flores y calavera de papel que la engalanan. La Casa de México comienza el mes de noviembre con una jornada de puertas abiertas en la que muestra a sus visitantes las tradiciones típicas de la cultura mexicana en honor a los difuntos.

Un gran esqueleto espera en la entrada, a su alrededor coloridos ramos, velas y cestas con comida. Por los pasillos guías ataviados con ropas tradicionales muestran las costumbres de los mexicanos en uno de los días más importantes del año: el Día de los Difuntos.

Esculturas expuestas en la Casa de México | Fotografía: Patricia Rodríguez Losada

Con este motivo, desde la Casa de México han aprovechado para abrir las puertas del palacete y permitir a todos los interesados recorrer las exposiciones, la librería, la sala cultural e incluso unas sesiones de cine con la película «Coco» en el proyector.

SE INAUGURÓ EL MES PASADO

Tras años de gestiones y después de meses de obras, la Casa de México en Madrid fue inaugurada en el mes de octubre.

El edificio es propiedad del Ayuntamiento de Madrid, que lo ha cedido como respuesta a un acuerdo firmado con México hace 28 años por el cual ambos países se comprometían a habilitar un espacio para el intercambio cultural con el otro. En el Distrito Federal, el Centro Cultural de Español abrió en 2002.

Ventanas engalanadas de la Casa de México en Madrid | Fotografía: Patricia Rodríguez Losada

La Casa consta de cuatro plantas y dedica por completo una de ellas al arte. En total, más de 30 cuadros entre los que se encuentran obras de autores como José María Velasco, Frida Khalo o Diego Rivera. De este último hay una que se podrá ver en este lugar por primera vez, pues “Tres siglos de pintura en México” nunca había antes sido expuesta.

Adorno de la cultura mexicana en la fachada del edificio | Fotografía: Patricia Rodríguez Losada

Este recinto, ubicado en el centro de Madrid, consta de 2.700 metros y alberga desde una librería y una tienda de artesanía hasta un restaurante. La idea es que puedan desarrollarse en este espacio dedicado a la cultura mexicana diversas actividades cada año como exposiciones, talleres o cursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.