Griezmann golea al Elche

La Real doblega a los ilicitanos por 4-0. El galo, protagonista indiscutible de la noche, consigue un triplete y ya suma quince tantos en Liga, solo por detrás de Cristiano y Diego Costa.

Griezmann celebra un gol con Agirretxe. / EFE
Griezmann celebra un gol con Agirretxe. / EFE

No tuvo respuesta el Elche ante el vendaval incontestable de Griezmann, que en el minuto dos ya había marcado y en el doce hecho un doblete. No tuvo oposición Vela, que pudo levantar la cabeza, divisar la panorámica de la espalda de la defensa ilicitana y colocarle el balón al espacio al galo. Un suicidio para los defensas de Fran Escribá, conocedores expertos ya de la velocidad del extremo realista, que los machacó corriendo al hueco. Habían pasado poco más de sesenta segundos cuando convirtió la asistencia del mexicano en su primer tanto de la noche tras una mala salida de Toño, al que ayer no se le distinguió el aura salvadora que antaño lucía en el Racing, su anterior equipo, ahora en ruinas. Tardó poco también el francés en hacer su segundo gol de la noche tras un fantástico centro de Xabi Prieto, solo ocho minutos más, una distancia que ya fue sideral para el Elche. Fulminados los ilicitanos en doce minutos, no se encontraron jamás en el partido ante un rival de alcurnia.

Es la Real un equipo con recursos. Tanto le da manejar la libreta del contraataque que la de la posesión. Tiene en la azotea a gente rápida, como Vela y Griezmann, y en la antesala a jugadores con guante, como Xabi Prieto o Rubén Pardo. Tan capacitados para el toque como para el desenfreno, ayer comenzaron por la carrera, por buscar y encontrar la espalda de la defensa ilicitana. Llegó así incluso el tercer gol, esta vez de Agirretxe, otra vez tras un centro de Prieto, pero Iglesias Villanueva anuló por supuesto fuera de juego lo que no debía ser anulado.

No influyó la decisión porque el Elche jamás pudo aprovecharla. Casi le dio igual a la Real, que encontró el tercero en las botas de Vela. Arrancó el mexicano desde la derecha en una diagonal imparable que acabó con un disparo a la escuadra. Tuvo una gota de fortuna en el rechaze de un recorte, que le dejó el cuero botando en la frontal del área, un invitación para una zurda de oro como la suya, que no dudo jamás en embocar el balón al fondo de la red.

Con el 3-0 en el electrónico, bajó la intensidad la Real, dosificando fuerzas para futuros compromisos. Vela fue sustituido por Zurutuza, ya recuperado y necesitado de minutos, y dejó definitivamente a Griezmann como solista de la noche. Su tercer gol, el decimoquinto en esta Liga, fue su última canción del partido. Para cuando el Elche quiso reaccionar, con un cabezazo de Boakye que despejó Bravo y un lanzamiento de falta de Damián al larguero, el galo ya había cerrado la partitura.

Diego Fonseca Rodríguez

Periodista graduado por la Universidad de Santiago de Compostela. Experiencia en prensa impresa, prensa digital y radio. Ahora mismo en la Agencia EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.