Glass Journalism, un nuevo uso para las Glass

Con su lanzamiento en el año 2012 por parte de las empresas tecnológicas más punteras del panorama internacional, las denominadas Glass se presentan como una alternativa para nuevos formatos periodísticos, en especial de tipo inmersivo.

Este tipo de gafas, da a la persona que las porta la capacidad de proyectar sobre la realidad que observa datos y cifras, y además le ofrece la posibilidad de narrar los acontecimientos mediante un micrófono accesorio. Este hecho, hace que se conviertan en uno de los denominados «wereables» o dispositivos de «tecnología ponible», dotando a su portador de numerosas ventajas.

Disponer de las manos libres, una visión tipo 360ª y tener la posibilidad de contrastar datos de forma instantánea, convierten a este dispositivo en el tipo de tecnología perfecto para realizar nuevas formas de periodismo.

¿Los tipos de periodismo idóneos para el uso de este dispositivo? Sin duda los reportajes de periodismo de investigación, o las labores como corresponsal, gracias a la posibilidad que ofrecen las gafas de disponer de un traductor simultáneo , acabando así con las barreras impuestas por el lenguaje, facilitando la comunicación.

Además, no sólo facilitan la labor periodística en el ámbito periodístico sino también a la hora de elaborar las piezas, ya que simplifican el equipo técnico que se requiere para su elaboración.

Modelo presentado por Microsoft.

Otro de los usos de las Glass en periodismo está también enfocado a los espectadores. En el caso del periodismo deportivo, el poder observar visionados como partidos mediante esta tecnología puede aportar ventajas que doten a la pieza de más calidad, como es el caso de los datos de los jugadores al salir a escena. En este caso, el espectador podría observar de forma simultánea a la incorporación de los jugadores una pequeña biografía, así como un resumen de su historial deportivo o las posiciones que va a ocupar en el juego.

Este nuevo concepto de periodismo que parece extraído de una serie futurista, cada vez está más próximo de ser consumido de forma real y de convertirse en una nueva alternativa de hacer periodismo y de consumirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.