FunPlus Phoenix, primer finalista del mundial de League of Legends.

Este sábado ha ocurrido de todo, desde las 11 de la mañana en el Palacio de Vistalegre de Madrid ya se respiraba League of Legends, muchísimas personas yendo desde todas partes del mundo para presenciar una semifinal de infarto.

Una que enfrentaba a los mejores equipos chinos de este año, el campeón de la LCK FunPlus Phoenix contra nada más y nada menos que el vigente campeón, Invictus Gaming.

Con una presentación de Ibai Llanos espectacular, se vieron los dos equipos ante un estadio que rugía, deseando ver el mejor League of Legends en la grieta del invocador, y así se dio.

Un mejor de 5 de infarto, diveos, locuras, team fights de infarto, en la que funPlus Phoenix se llevaría la primera partida en menos de 35 minutos, con un «Doinb» magistral en la mid lane jugando un rumble de escándalo, en la que su ultimate, destrozaba la frontline del equipo contrario y les obligaba a retroceder prácticamente todo el partida, hasta su base.

El equipo de FunPLus Phoenix, celebrando la clasificación a la final de los Worlds. Fuente: eu.lol.


En las siguientes partidas, Invictus Gaming sacaba sus garras y ponía el 1-1 con un «Rookie» y un «JackyLove» dando lo mejor de sí mismos con Kaisa y Ryze, destrozando el mid game y anuiquilando al equipo enemigo en una jugada en el nashor.

Pero sin embargo, las últimas 2 partidas fueron para FunPlus Phoenix, en un momento, «Doinb» decidió jugar las últimas tres partidas a Nautilus medio, completamente loco jugando con una build full ap, y destrozando a cazadas con Blitzcrank de soporte y una Qiyana de «Tian» ssencillamente brillante, haciendo que el mejor jugador de Invictus Gaming, «TheShy» no tuviera ninguna opción de escalar con Kayle en la última partida, aunque casi lo consigue, haciéndose una quadra kill antes de finalizar el partido.

Roster de FunPlus Phoenix.Fuente: marca

Unos partidos locos y agitados, del estilo de NA, pero en este caso, de equipos chinos que fueron con garra a ganar, pero evidentemente, sólo podía quedar uno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.