Exposición sobre las Cocheras de Cuatro Caminos: un paseo en imágenes por la historia viva y amenazada de Madrid

Interior de las Cocheras del Metro de Cuatro Caminos/ Fuente: Plataforma Salvemos Cuatro Caminos

Cae la tarde del viernes, 27 de octubre, en el castizo Chamberí. A las siete y media la Casa de la Cultura del barrio ofrece una exposición sobre las Cocheras del Metro de Cuatro Caminos.

En una acogedora sala, con mesas dispuestas en forma de L, se pueden observar documentos gráficos que muestran cómo eran esas Cocheras en sus orígenes. Una gran cantidad de fotografías y planos, envueltos bajo el sonido del Metro que emerge de los altavoces que hay en la sala, constituyen el vehículo perfecto para que el asistente viaje hasta 1917, año en que comenzaron a construirse.

Los vecinos del barrio que han organizado esta exposición, han decorado la sala con motivos del Metro, emulando por ejemplo, las puertas de los vagones, sobre las que descansan las normativas del Ayuntamiento en relación con los planes urbanísticos que afectan en la actualidad a la supervivencia de este patrimonio industrial único, desde la modificación puntual del PGOUM de 1997, realizada en el año 2014. También, en la puerta hay un cartel que indica la salida, como los originales de la época.

Con el calor de una reunión de vecinos y amigos, comienza la exposición guiada por las Cocheras de Cuatro Caminos, en imágenes eso sí, pues es imposible visitarlas, y ni siquiera pueden verse desde fuera, ya que un elevado muro las oculta.

El guía cuenta los orígenes estas Cocheras: la compañía Metropolitano Alfonso XIII construyó el edificio para albergar el taller de montaje y mantenimiento para los diferentes trenes que circularían por la red de Metro. En su diseño participó el arquitecto por excelencia de la ciudad de Madrid, Antonio Palacios, como consta en un documento expuesto con su firma.

También se destaca la importancia que tuvo la creación del Metro en el proceso urbanizador de Cuatro Caminos, que cambió el concepto de Madrid.

Los planos muestran cómo eran (y siguen siendo) estas Cocheras, con estructura metálica y cubierta en dientes de sierra, algo completamente novedoso en el Madrid de la época.

Las Cocheras recogen la memoria humana. El recorrido fotográfico revela también cómo eran los trabajadores de entonces. El relato de los vecinos, a este respecto, hace hincapié en el enorme papel que tuvieron las mujeres en la historia del suburbano y cómo éste fue clave en la vida de las mismas, y de su incorporación al mundo laboral.

La exposición tiene dos fines principales: por un lado, mostrar cómo eran los inicios del Metro y la relevancia que tuvieron estas Cocheras, las más antiguas de toda España, y por otro, reivindicar el cometido de las mismas a lo largo de estos casi cien años de historia del suburbano y la necesidad de que éstas no sean demolidas y sean sede de un museo para el Metro de Madrid, en el que, como ocurre en el Museo del Ferrocarril, se pueda ver una selección de los diferentes trenes con los que se han escrito distintas páginas de la historia de esta ciudad, y de este país.

Durante este recorrido en imágenes, los vecinos aprovechan para denunciar la situación actual de estas Cocheras, amenazadas por un plan de urbanización que, según la plataforma Salvemos Cuatro Caminos, implicaría “construir 400 pisos y demoler el actual edificio para sustituirlo por una losa de cemento, sobre la que habría un parque”.

Desde la exposición, se expresa por tanto la necesidad de protegerlas, de no acabar con este monumento que forma parte de la historia viva de Madrid, y que ha sido reconocido por la asociación sin ánimo de lucro Hispania Nostra como una pieza fundamental del patrimonio, no solo local, sino nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.