Emanciparse hoy en día es más difícil que hace 15 años

Una media de 30 años, un salario un 28 % superior al resto, con contrato indefinido y estudios superiores finalizados. Este es el perfil de la juventud que puede acceder a una vivienda de manera independiente. 

Emanciparse se ha convertido en una carrera de fondo. Joffre López sociólogo y coautor del observatorio de emancipación, afirma que el motivo principal por el que esta situación se complica es debido a que el mercado de la vivienda exige que sea una demanda solvente. Durante la segunda mitad de 2021, un 15,6% de la población joven llegó a emanciparse. En todo el año, solamente una de cada ocho personas jóvenes consiguieron emanciparse, llegando  al mínimo histórico desde 1998.

¿La razón? La recuperación del empleo no ha ido acompañado de un aumento de los sueldos evitando reducir la brecha entre los altos precios de la oferta de vivienda y la poca renta disponible de quienes la demandan. El aumento incesante de las facturas de luz, agua y gas paralelamente al incremento en los precios de los comestibles no favorece esta situación.

”Por mucho que nos esforzamos resulta imposible ahorrar y acceder a una propiedad”

Estas son algunas declaraciones de los jóvenes que actualmente se encuentran frente a una situación sin soluciones claras a corto plazo, que se encuentran desesperados y sobrepasados. 

“Irnos a vivir solos ya no es una opción”

Frente a esta situación, los jóvenes que consiguen dar el paso lo hacen compartiendo residencia. La razón principal, sufragar el alquiler en solitario supondría dedicar el 79,2 % de su sueldo, cantidad que se reduce al 25 % si se opta por convivir con más personas.

Según los datos del Observatorio el 34,5% de la juventud emancipada comparte piso con otras personas con las que no tiene relación de parentesco. Sin embargo, según los datos del Observatorio de Emancipación de la Juventud de España se ha producido un aumento del 0,7% en la tasa de emancipación juvenil.

Elena Ruíz Cebrián, presidenta del Consejo de Juventud de España, asegura que desde esta institución están trabajando en la ley de vivienda, que aunque no sea una ley específica para personas jóvenes, debe garantizar una solución para de esta manera atajar estas dificultades que tienen los jóvenes.

Lo que está claro, es que aún queda mucho recorrido hasta conseguir que los más jóvenes puedan acceder a una vivienda digna a un coste asequible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *