Elena Fortún protagonizará el Mercado de las Ranas hasta noviembre

El primer y tercer sábado de cada mes la calle Huertas del Centro de Madrid queda invadida por el “Mercado de las ranas”, puestecitos variopintos pertenecientes a negocios de la zona. Este mes, el barrio realiza un ‘crowdfunding’ con el fin de elaborar el retrato de la escritora Elena Fortún para la colección “Las mujeres en su sitio” del Ateneo de Madrid.

En 2012, la Asociación de comerciantes del Barrio de las Letras decide impulsar una iniciativa que logre acercar los distintos negocios localizados en este punto geográfico de Madrid Centro a los turistas y residentes que transiten por sus calles. Nace así el “Mercado de las Ranas”, un colectivo conformado por alrededor de trescientos comercios que sacan a las calles los artículos de su catálogo que más los representan como negocio el primer y tercer sábado de cada mes. Diez años después, durante dichas fechas, los transeúntes pueden seguir encontrando productos originales y artesanos de 12:00 a 20:00h en la calle Huertas a causa del claro éxito de la iniciativa. Además, como novedad, durante octubre y noviembre algunos de los puestos del mercado estarán acompañados de una hucha para la recogida de donativos con el fin de realizar el retrato de la escritora Elena Fortún (1886-1952) para la Galería del Ateneo de Madrid.

«Lástima que yo no sea más joven o que tú no seas más vieja. Hacer el mismo camino al mismo tiempo habría sido una buena cosa… Tus hijos y los míos hubieran sido amigos… o habríamos salido juntas a tomar el sol en el invierno… en lugar de salir sola, como salgo ahora. No me compadezcas, porque no teniendo una Carmen Laforet de sesenta años, prefiero la soledad que está acabando por hacérseme muy querida»,

Una de las últimas cartas de Elena Fortún a Carmen Laforet / Fotografía de Aguilar (Letra Global)

Esta literata española comenzó su andadura en revistas como Blanco y negro. Fue tiempo después cuando terminó enfocando su obra al público infantil y juvenil, período en el cual surge su serie literaria más célebre: Celia. Fortún también fue, desde el 6 de abril de 1931, una de las socias del Ateneo; no obstante, actualmente en la Galería de Retratos de esta entidad, de las 188 personalidades que hay representadas, tan solo tres son mujeres. Emilia Pardo Bazán, Carmen Laforet y Clara Campoamor son las tres afortunadas; esta última se ha incorporado el pasado abril gracias a la iniciativa de crowdfunding Las mujeres en su sitio. A través de esta el propio centro cultural pretende introducir a catorce figuras femeninas más, entre las que se encuentra Elena Fortún.

Pero, ¿qué es lo que une a la escritora infantil y juvenil al barrio de las letras? La actividad literaria. Durante los siglos XVI y XVII, esta zona del corazón de Madrid fue la residencia de grandes autores del Siglo de Oro; de ahí que en la actualidad su pavimento esté bañado en letras metálicas que rezan citas de Cervantes y su Don Quijote de la Mancha, de Quevedo y sus sonetos o de otras autoras coetáneas a Fortún como Emilia Pardo Bazán y su obra La vida contemporánea (1916). Sin embargo, hoy esta producción literaria ha cesado en la zona para dar lugar a la colaboración en los diferentes comercios que se han establecido allí. Como resultado, un “Mercado de la Ranas” que reúne toda la oferta cultural, turística, gastronómica y cultural del barrio y al que cada año desean unirse más y más negocios -muchos, incluso, de fuera de la zona-.

Así, en este colectivo de comercios cualquier transeúnte puede encontrar productos textiles artesanales como camisetas personalizadas, vestidos, correas para perros, etc.; artículos de bisutería y piedras preciosas; creaciones ecológicas y sostenibles a partir de ingredientes reciclados como jabón, ambientadores, etc.; jardinería; elementos decorativos o incluso negocios dedicados a la restauración de muebles antiguos. En este evento también tiene cabida la creatividad. Es por esta razón por la que se pueden encontrar iniciativas originales como la llevada a cabo por la editorial Aventuras Literarias, la cual transforma muchas de las célebres obras literarias en mapas; unos artículos que logran conquistar los corazones de los más lectores.

Por tanto, la variedad de la oferta y la calidez con la que reciben los propios comerciantes sigue logrando que esta cooperación de negocios siga sobreviviendo al paso del tiempo. Un mercado que debe su nombre a la antigua calle Cantarranas, hoy conocida como Lope de Vega, denominada de esta manera en el siglo XVII por la multitud de ranas que ocupaban las charcas de las inmediaciones del convento de San Jerónimo. Y, aunque hoy la ausencia de estos anfibios se hace notable, transeúntes y turistas llenos de curiosidad por la cultura y la artesanía van a parar a esta vía y se encargan de suplir esta carencia.

El Mercado de las Ranas inglés, francés y neoyorquino

Aunque no mantienen el formato de calle, hay mercados similares al presente en la capital española en otros puntos del mundo. En Londres, por ejemplo, existen dos: el Portobello Road del barrio de Notting Hill y la célebre zona comercial de Camden Town. También en Europa otro caso similar es el parisino Mercado de las Pulgas que se ubica en Saint-Ouen. Fuera del continente, en América, se puede encontrar en la ciudad de Nueva York el Hell’s Kitchen, así como el Soho Antiques Fair & Collectibles. Cualquiera de los anteriores son de igual modo buenas iniciativas para seguir apostando por el comercio local ante el poder de las grandes superficies.

JESUS MONTANERO ROMERO

(Sevilla, 2000). Graduado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Cultura, medio ambiente y sociedad son las temáticas a las que guardo favoritismo, así como la televisión, la prensa digital y las nuevas narrativas en redes sociales y otras plataformas son los espacios en los que prefiero hacerme oír. Durante mi período de formación, tuve la oportunidad de llevar a cabo prácticas en los informativos de TVE Andalucía donde, entre las labores de redacción y locución que realicé, puedo destacar el minireportaje que efectué por iniciativa propia sobre el Servicio Andaluz de Teleasistencia con motivo de su 20º aniversario. Del mismo modo, me adentré en el mundo del marketing digital, un terreno que era totalmente desconocido para mí, a través de la beca PRAEM ofrecida por la Junta de Andalucía en Red y Comercio Interactivos, S.L. donde aumenté mis conocimientos sobre el posicionamiento y analítica web que ahora puedo incorporar a mis productos periodísticos. A raíz de mi reportaje multimedia que desarrollé como TFG, “¿Eres hombre o mujer? ¡Soy drag!” (2022), decidí profundizar en este ámbito periodístico a partir del Máster en Periodismo Multimedia Profesional de la Universidad Complutense de Madrid que me encuentro cursando actualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *