El “rey de la papa rellena” peruana conquista Madrid

Entrar al mercado de Maravillas en la capital de España, es una experiencia asombrosa. No solo es el más extenso y dinámico de Madrid, también es uno de los más grandes de Europa. En sus más de 200 locales se puede encontrar desde productos frescos, hasta elaboraciones gourmet. Y acá en medio de toda esa vorágine de vendedores y compradores, un delicioso aroma a comida peruana nos lleva hasta el “Puesto 36”, el local de Eduardo Ferré, el recordado “Rey de la papa rellena” en Perú.

Foto: Rosario Victorio

Son las 9 de la mañana y el olor del chicharrón friéndose en la enorme sartén de Eduardo, me remontan hasta la patria querida. Hace menos de 6 meses, Eduardo y toda su familia llegaron hasta Madrid con el sueño de seguir difundiendo nuestra deliciosa comida en esta parte de Europa. Y lo hace preparando suculentos desayunos, potentes almuerzos y hasta reponedoras cenas, todo con nuestros platos bandera.

 “Quién no quiere desayunar un buen pan con chicharrón. Yo he conseguido los mejores insumos para que los peruanos puedan disfrutar la comida como si estuviéramos allá. Y claro, cuando los españoles la prueban se quedan asombrados de nuestra gastronomía. Además, tengo tamales y caldos para el desayuno, la idea es deleitarse desde el primer alimento del día”, comenta el peruano, mientras yo pruebo su pan con chicharrón, que es realmente delicioso.

Foto: Rosario Victorio

Hace poco más de un mes, Eduardo inauguró este negocio en Madrid, pero en realidad, este cocinero, es un exitoso empresario con una vasta experiencia en el mercado gastronómico en Perú, donde se hizo conocido como “El rey de la papa rellena” gracias a su restaurante “Señor papa”. Así llevó sus papas rellenas de ají de gallina, lomo saltado, seco norteño, salchicha huachana, anticuchera y vegetariana hasta la feria más importante: Mistura.

“Estar en Mistura fue un boom, nos fue recontra bien, la gente hacía enormes colas por comprarnos las papas rellenas. Yo abrí varias sucursales en Perú, no me puedo quejar. Pero ahora, tengo este nuevo sueño y quiero conquistar Madrid con nuestra comida”, asegura Eduardo.

Mientras avanza la entrevista, su puesto se va llenando de comensales, algunos latinoamericanos y otros europeos, todos felices de disfrutar la sazón peruana.

“Lo que más me piden es el cebiche, hasta me lo piden picante. Las causas limeñas también son una sensación. Claro, me piden mucho el chupe de pescado, la verdad es que nuestra comida causa sensación”.

Llegó el momento de la despedida, y Eduardo no podía dejar irme sin probar cada uno de sus platos, y puedo dar fe que son realmente exquisitos, sin lugar a dudas, un placer para el paladar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *