El Oso y el Madroño cumple 50 años

Madrid está de celebración. El monumento de bronce del Oso y el Madroño de la Puerta del Sol, ha celebrado este enero su 50 aniversario. Ayer, 10 de enero,  hizo medio siglo que el escultor villenense Antonio Navarro Santafe, uno de los mejores escultores animalistas del siglo pasado, colocó la popular escultura en la céntrica Puerta del Sol de la capital de España, junto con el entonces alcalde de la Villa Carlos Arias Navarro.

Inauguración de la estatua en la Puerta del Sol / F: Blog El Reto Histórico

El Oso y el Madroño es uno de los emblemas más característicos de la ciudad de Madrid, al ser el representante de las armas heráldicas de la villa, lo que le ha convertido en el tercer monumento más fotografiado y reconocible de la capital por los turistas que pasean por ella, tras la fuente de Cibeles y la Puerta de Alcalá, según recoge el diario La Razón.

El monumento, representativo del escudo de Madrid, ha cambiado de ubicación a lo largo de su historia. En 1984, con motivo de las obras de remodelación que se llevaron a cabo en la Puerta del Sol, la estatua se trasladó al espacio donde comienza la calle del Carmen. En 2009, tras concluir nuevas obras en la Puerta del Sol, y la estación de cercanías de Renfe, el Oso y el Madroño volvió a su emplazamiento original, estando actualmente en el lugar en el que fue instalado en su inauguración. No obstante, cabe destacar que, en un primer momento, se barajó la posibilidad de que la escultura quedase ubicada en la plaza de las Descalzas o de San Martín.

Curiosidades del oso y el madroño

¿Oso u osa?

Muchos de los enigmas que ha ocasionado esta escultura es conocer si el animal que aparece comiendo las hojas de un madroño es hembra o macho, osa u oso.  Según informa el diario La Razón hay quienes se inclinan por la idea de que es una hembra, en representación de la Osa Mayor. Sin embargo, hay quienes abogan por que el animal es un oso en homenaje al rey Alfonso XI, quien casó un oso pardo en los montes cercanos a Madrid.  Aunque, lo que ha llegado a sorprender es la afirmación de que, en realidad, el oso es una osa, según el director del Archivo Histórico de la Villa, Jose María Bernáldez Montalvo.

¿Por qué un madroño?

Los madroños eran habituales en las afueras de la ciudad durante toda la época medieval. No obstante, parece ser que este no es el motivo por el que el animal está unido al arbusto.  Según recoge el diario ABC, el origen se remonta al siglo XIII, cuando tuvo lugar la disputa entre la Villa y el cabildo de la clerecía de Madrid sobre la propiedad de ciertos terrenos que ambos reclamaban. Finalmente, se llegó a un acuerdo. La Villa se quedó con los territorios arbolados y el cabildo con los sitios de pasto.

Por otro lado, se decidió situar al oso comiéndose las hojas del madroño porque, según se creía entonces, estas eran un buen remedio curativo contra la peste.

El oso del parque de Berlín. /F: Plácet

El oso tiene un ‘hermano’

El oso, de menores dimensiones, situado en el Parque de Berlín de Madrid también fue esculpido por el propio Antonio Navarro Santafé, aludiendo a otro oso heráldico de escudo de urbe europea, el de la capital alemana.

A continuación, os dejo el dossier elaborado por el alcalde de la ciudad Alicantina de Villena, Francisco Javier Esquembre Menor, en el que se recoge una entrevista realizada al autor de la obra, Antonio Navarro Santafe, por Radio Nacional de España el día de la inauguración del Oso y el Madroño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.