El metro, un atractivo de la ciudad de Madrid

El Metro de Madrid es uno de los grandes atractivos de la capital madrileña. Basado en en los transportes suburbanos de ciudades como Nueva York, París o Londrés de aquella época, cuando se inauguró en 1919, en los años 20. Este icónico transporte, que hoy en día dispone de xx líneas, con xxx estaciones, cuenta con un complejo de museos bajo el nombre Andén 0. Una parada obligatoria para todo turista español o extranjero y, también, aquella persona madrileña que no los haya visitado todavía.

Andén 0 son varios museos suburbanos que abarcan la historia del metro, que revolucionó la vida de la ciudadanía madrileña en su irrupción. Nave de Motores, Estación Chamberí, Vestíbulo de Pacífico y la exposición de trenes clásicos en la estación de Chamartín son los museos principales. Además, en las estaciones de Carpetana y Ópera se hallan ubicaciones que ofrecen viajes diferentes de hace millones de años.

Nave de Motores

El complejo Nave de Motores se ubica en la calle Valderribas, 49, de Madrid, y se necesita reserva previa para su visita. Cabe destacar que la entrada es gratuita. El museo se encuentra asentado en una nave, donde están ubicados tres motores enormes diésel y el resto de la maquinaria, como alternadores, transformadores, etc. En su momento, todos estos artilugios sirvieron para generar y transformar la energía para hacer funcionar los trenes.

Nave de Motores. // Fuente: Metro de Madrid

En la Guerra Civil llegó a proporcionar energía eléctrica a la ciudad, a través de Unión Eléctrica Madrileña, pero con el paso del tiempo las compañías evolucionaron tecnológicamente y comenzaron a disponer de un suministro cada vez más regular. Por ello, la central quedó obsoleta y clausurada en 1972.

Estación de Chamberí

Puede que sea uno de los museos más atractivos de la ciudad de Madrid. La Estación Chamberí, ubicada en la Plaza Chamberí, es como adentrarse en una estación de los años 20. Y es que está fue la primera en abrirse en la capital española, un 17 de octubre de 1919, junto a la primera línea de metro de Madrid. En la actualidad es un museo que puede visitarse de manera gratuita y con reserva previa de visita.

Aquella línea, que hoy sigue en funcionamiento, aunque la Estación de Chamberí tuvo que clausurarse en 1966, contaba por aquel entonces con ocho paradas: Cuatro Caminos, Ríos Rosas, Martínez Campos (Iglesia), Chamberí, Bilbao, Hospicio, hoy en día denominada Tribunal, Red San Luis que en la actualidad luce el nombre de Gran Vía y Puerta del Sol.

Paradas de metro de la Línea 1 de la Estación Chamberí. // Fuente: Andrea Manzano

Un proyecto que se cumplió en tiempo, obra y presupuesto, que tuvo que cerrarse por decisión del Ministerio de Obras Públicas. El motivo fue que la Estación de Chamberí no podía habilitarse para la ampliación de los coches de metro, que pasarían de ser cuatro a seis, siendo la falta de espacio el motivo de peso para su clausura.

Vestíbulo de Pacífico

Se trata de otro de los espacios emblemáticos de Andén 0. El Vestíbulo de Pacífico, ubicado en la Estación de Pacífico, en el andén con dirección a Valdecarros. Es un espacio con entrada gratuita, que solamente abre el último sábado de cada mes y dispone de visitas gratuitas y guiadas, con reserva previa.

Vestíbulo de Pacífico. // Fuente: Metro de Madrid

Un vestíbulo diseñado por el arquitecto del Metro de Madrid, Antonio Palacios, que tiene bajo su autoría también la Nave de Motores o la Estación de Chamberí. En el proyecto original disponía de un abovedado con lucernario central, que tuvo que modificarse por la actual planta rectangular. Antes, esta estación solamente disponía del acceso por la calle Pacífico, hoy Avenida Ciudad de Barcelona. Y así como la Estación Chamberí quedó clausurada por falta de espacio, la ampliación de coches en las líneas de trenes forzó modificaciones en la estructura de la estación Pacífico, cerrando el vestíbulo original y construyendo dos nuevos, con dos accesos, uno cada uno.

Los trenes clásicos de Chamartín

Este espacio, situado en la estación de Chamartín, cuenta, al igual que los anteriores, con entrada gratuita y una reserva previa. Se trata de una exposición que acoge los trenes clásicos de Metro, totalmente restaurados, para la celebración del Centenario de la compañía. La muestra incluye 12 coches históricos y alrededor de 100 piezas históricas del suburbano.

Exposición de trenes clásicos. // Fuente: Metro de Madrid

Las estaciones Carpetana y Ópera

En la estación Ópera, una de las paradas de la línea 2, 5 y Ramal, está ubicado el mayor museo arqueológico bajo tierra de Madrid, Los Caños del Peral. En él pueden contemplarse los restos arqueológicos de los siglos XVI y XVII, pertenecientes a la Fuente de los Caños del Peral, el Acueducto de Amaniel y la Alcantarilla del Arenal.

Los Caños del Peral. // Fuente: Metro de Madrid

En cuanto a la estación de Carpetana, se ubica una reconstrucción de los paleoambientes en dos yacimientos verticales. Esto ha sido posible debido a que, durante las obras de remodelación, en la estación se descubrieron restos paleontológicos con valiosos hallazgos del Mioceno. El primero de los espacios cuenta con un panel con imágenes que se retroceden a hace más de 15 millones de años. En el segundo se recrea el paleoambiente y la representaciones de algunos animales hallados en las excavaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.