«El fotógrafo de Mauthausen» destapa lo peor del ser humano

Como ya es tradición, se ha vuelto a celebrar un preestreno en la Facultad de Ciencias de la Información. El pasado 24 de octubre, los estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid disfrutaron en primicia El fotógrafo de Mauthausen.

La película española, en cines desde el 26 de octubre, narra la historia de Francisco Boix. El personaje, interpretado por Mario Casas, es un español preso en el campo de concentración de Mauthausen (Austria), durante la Segunda Guerra Mundial.

Cartel de «El fotógrafo de Mauthausen» / Foto: Alicia Alonso

Al ser fotógrafo, Francisco Boix debe ayudar en el laboratorio fotográfico del campo de concentración. Sin embargo, utiliza su puesto para esconder pruebas incriminatorias de todas las atrocidades que se producen en ese lugar. Lo que supone que su vida esté en juego día tras día.

Una historia intensa que destapa la dureza a la que se tuvieron que enfrentar millones de personas encerradas en los campos de concentración.

Coloquio con los protagonistas

Tras el visionado de la película, la Facultad de Ciencias de la Información también realizó un coloquio con sus protagonistas y la directora. Acudieron tanto los actores Mario Casas (Bajo la piel de lobo, Instinto) y Alain Hernández (Que baje Dios y lo vea, Solo), como la directora Mar Targarona (El Orfanato, Los ojos de Julia).

Mario Casas, Alain Hernández y Mar Targarona durante el coloquio / Foto: Alicia Alonso

Durante el coloquio se pudo ver la buena relación entre los protagonistas, que ya habían trabajado juntos anteriormente. Interpretaron a los hermanos Kilian y Jacobo en Palmeras en la nieve (película dirigida por Fernando González Molina estrenada en el año 2015).

Los asistentes fueron invitados a participar en el coloquio y mostraron gran interés por el cambio físico de los protagonistas. Mario Casas realizó una dieta extrema para ponerse en la piel de Francisco Boix y perdió más de quince kilos. Por su parte, Alain Hernández que también perdió bastante peso comentaba el deseo de los actores por terminar el rodaje para poder comerse una hamburguesa. El cambio físico lo complementaba la caracterización, imprescindible para poder reflejar la dureza de vivir en los campos de concentración.

Coloquio en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Información / Foto: Alicia Alonso

Entre los temas que se comentaron, se habló de las principales dificultades de los rodajes en Terrasa y Budapest como por ejemplo el mal tiempo o los diálogos en alemán. Además del impacto emocional que supuso sumergirse en la película. Los actores llegaron a reconocer que no sabrían si arriesgarían su vida al igual que sus personajes, tendrían que verse en la situación para planteárselo.

Basada en hechos reales

El filme está basado en una historia real. Francisco Boix (1920-1951) fue un fotógrafo y militante comunista español. Después de luchar en el Ejército Republicano durante la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial fue internado en el campo de concentración de Mauthausen. Fue autor de impactantes imágenes durante el cautiverio y la liberación del campo de concentración. Fue partícipe como testigo en dos importantes procesos contra los nazis: los juicios de Núremberg y los juicios de Dachau.

Reparto y directora de «El fotógrafo de Mauthausen» / Foto: Alicia Alonso

Anteriormente ya se había realizado un documental sobre su vida llamado Francisco Boix, un fotógrafo en el infierno. Fue estrenado en el año 2000, se incluían testimonios de sus compañeros, las fotografías del campo de concentración que consiguió salvar y aquellas que él mismo realizó. El documental recibió prestigiosos premios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.