El fascinante arte contemporáneo y expresiones sociales en el Museo Reina Sofía

Es imposible describir en este artículo cada pieza de arte que ofrece el Museo Nacional Reina Sofía, que en sus cuatro plantas y como parte de sus exposiciones fijas y temporales, hace una radiografía del arte contemporáneo de los siglos XIX y XX, sin embargo, para dar una idea de esta magnífica experiencia, me basaré en dos exhibiciones que considero fundamentales para quienes tengan la oportunidad de visitarlo.

Delphine Seyrig – “Musas insumisas”:

Esta muestra ubicada en la tercera planta, está compuesta de fotografías, vídeos y actividades interactivas, en las que se relata la vida de la actriz y activista Delphine Seyrig (1932-1990).

Esta exhibición cuenta con distintas salas en las que se puede visualizar todos lo relacionado con la industria cinematográfica de la que fue parte la artista, en fotografías, trajes que utilizó para los films franceses más populares, así como vídeos cortos.

Lo que más me llamó la atención, es la exhibición audiovisual que Delphine Seyrig junto con la productora Carol Roussopoulos,  en la que se describen testimonios de mujeres en las décadas de los 70´s y 80´s, que relatan sus luchas en contra el régimen, la sociedad y el patriarcado en general, en temas relacionados con el aborto legal, los procedimientos obstétricos que sufrían las mujeres al momento de dar a luz, los derechos de trabajadores sexuales y las prisioneras políticas, entre otros; además de colecciones fotográficas sobre manifestaciones de protesta en Francia y en otros países, que se ponen en manifiesto para la reflexión del visitante.

David Wojnarowicz –  “La historia me quita el sueño”:

Otra de las exhibiciones que captó mi total interés es la del poeta y escritor estadounidense David Wojnarowicz (1954-1992), ubicada en la primera planta, y que, por medio de fotografías, pinturas, vídeos e incluso documentos personales del artista, expone su visión sobre los problemas del mundo, la homofobia, la lucha contra el sida, el abuso de poder y las guerras culturales.

Sus obras también se remontan a la ciudad de Nueva York de los años 80’s y 90’s. Parecería que sus criticas se refieren a problemas de la época, sin embargo, son vigentes hasta la actualidad.

La exhibición más impresionante denominada “Sin título”, se trata de 23 fotografías dedicadas a su amigo Peter Hujar (1982) quien sufría de sida. El artista lo acompaño hasta sus últimos minutos de vida y lo retrató en su lecho de muerte en la habitación de un hospital.

Con esta obra Wojnarowicz exponía al mundo que en 1985 ya se registraban 3776 muertes por causas relacionadas con el sida, en un momento en el que los republicanos pedían que los homosexuales fueran puestos en cuarentena y posteriormente asesinados. Aunque esa enfermedad se descubrió en 1981, el presidente Ronald Reagan no empezó a tratar de ella en público sino hasta 1985.

El museo Reina Sofia está ubicado en la calle Santa Isabel 52, Edificio Sabatini y Edificio Nouvel. El horario de atención es del 10h00 a 21h00 de lunes a sábado. Domingos y días festivos horario especiales.  El costo de la entrada general es de 10 €.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.